Para comprender la guerra contra Siria

fordllegadamascoEn su artículo Cazando mitos: Las revueltas populares espontáneas en Siria, Juanlu González explica brevemente en qué consiste el paradigma imperial de “intervenciones humanitarias”, y a continuación ofrece la documentación que prueba que las “revueltas populares” supuestamente espontáneas que dieron inicio a la guerra de Siria en 2011 fueron financiadas y dirigidas por Estados Unidos.

En nuestro dossier Las guerras de Oriente Próximo ofrecemos un listado de artículos sobre esta guerra y sobre el Daesh. LEx

Anuncios

¿Por qué calla Unidos Podemos ante las concluyentes evidencias de que EEUU apoya al Daesh?

isis-was-made-in-usa

Imagen: syrianfreepress.wordpress.com

La masacre “por error” de soldados sirios en Siria a cargo de la coalición imperial facilitó el avance de los terroristas antisirios que, como Occidente, luchan contra Asad desde hace más de cinco años y medio. La noticia esta vez trascendió lo bastante como para que los medios del Sistema-Imperio se hicieran eco de ella. Según la inverosímil explicación oficial, el objetivo del ataque era en realidad el Daesh, engendro “yihadista” del imperialsionismo que, en la práctica, resultó beneficiado por las bombas occidentales.

Hoy nadie medianamente informado debería dudar de que el Daesh, junto a otros grupos terroristas, es la vanguardia del Imperio contra Siria. Las evidencias son ya demasiado clamorosas, aun cuando los medios sistémicos no recojan noticias de lo más significativas. Frente a esto, resultan hipócritas las pancartas que dicen “Welcome, refugees” y los minutos de silencio por los refugiados delante del Congreso; tanto más, si cabe, por cuanto los protagonizan grupos políticos que dicen oponerse al orden imperante, mientras callan ante la manifiesta barbarie de quienes, guerras y terrorismo mediante, se empeñan en cerrar el mundo de manera ya definitiva.

¿Cuánto tiempo más seguiremos callando? ¿Cuánto tiempo más nos seguiremos creyendo los simulacros de paz de quienes solo aspiran a pisotear cualquier vestigio de libertad y dignidad en cualquier punto del planeta? ¿Cuánto tiempo más continuaremos diciendo que “todo va a ir mejor” (que “la humanidad se conciencia cada vez más”, que “el Imperio retrocede”, que “el mundo es cada vez más multilateral”…) mientras presenciamos impasibles cómo los Devoradores del Mundo, con sus criminales medios de desinformación, siguen arrasándolo todo con las más atroces violencias y mentiras? @FriedenFurAlle / LEx


¿Ataque de Estados Unidos a Siria “por error”? ¡Por favor!

1_8

Imagen: atv.pe

Según informa El País (18.9.16), el 17 de septiembre Estados Unidos lanzó un ataque aéreo en Siria, provocando la muerte de más de sesenta militares sirios. El Comando Central del Ejército estadounidense declara en un comunicado: “Las fuerzas de la coalición creyeron que estaban atacando una posición de lucha del ISIS que habían estado siguiendo durante un tiempo significativo antes del ataque. El ataque aéreo de la coalición fue parado inmediatamente cuando funcionarios de la coalición fueron informados por funcionarios rusos de que era posible que el personal y los vehículos golpeados fueran parte del Ejército sirio”.

Los gobiernos sirio y ruso no creen que este ataque se deba a un error. Y, a la luz de los acontecimientos y de la evolución de este conflicto, realmente no hay quien se lo crea. No olvidemos que el ejército más moderno y avanzado del mundo suele cometer este tipo de “errores”, que casualmente siempre benefician al Estado Islámico y demás grupos terroristas que atacan a Siria. Por ejemplo, en octubre de 2014 Estados Unidos lanzó en paracaídas armas supuestamente destinadas a los kurdos, pero que, mira por dónde, fueron a caer “por error” en manos del “Estado Islámico”.

Frente al modelo descaradamente imperialista de Bush, desde el principio Obama ha jugado a desplegar su smart power en Siria, logrando así desactivar protestas y reacciones contrarias como las suscitadas por la invasión abierta de Irak. Pero Obama sigue un plan de desestabilización de Siria y de todo Oriente Próximo trazado explícitamente ya desde 2003, con resultados tan imperialistas como los del presidente anterior (ver Verdades y mentiras sobre Siria (II): La guerra de Bush y Obama). Dentro de ese plan está el apoyo al “yihadismo”, en concreto al Daesh (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (III): Los planes del Imperio). @SItunberri / LEx


¿Sorprende que este notición no sea portada en los grandes medios?

urlLa noticia “Un asesor de Netanyahu pide a las potencias occidentales que no acaben con el Estado Islámico” publicada el 31 de agosto por el diario español Público, informa de un artículo escrito por Efraim Inbar, director de BESA, el centro de estudios estratégicos de una universidad israelí, «un influyente académico que realiza trabajos de asesoramiento retribuidos para el gobierno de Israel, el ejército israelí y la OTAN», cuyas opiniones «cuentan con un gran ascendiente en la política exterior de Israel y Occidente con respecto a Oriente Próximo».

Según Inbar, Obama «dice que quiere acabar con el Estado Islámico pero no envía tropas y se niega a reconocer que el principal problema de Occidente es Irán». Por ello, «la existencia continuada del Estado Islámico sirve a nuestros intereses» y «puede servir como herramienta para socavar los planes de Irán, Hizbolá, Siria y Rusia». Cree que «sería una buena idea prolongar la guerra en Siria». La noticia de Público además informa de que un general israelí y otro miembro destacado del BESA sostienen la misma posición.

A más de uno le chocará esta información; no a quienes llevamos años ofreciendo los datos que sitúan al Estado de Israel como uno de los principales apoyos del Estado Islámico (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (IV): El plan sigue siendo derrocar a Asad y ISIS is a US-Israeli Creation. Top Ten “Indications”).

Tampoco nos sorprende que, aunque casi todo el mundo considera que el Daesh es una de las principales amenazas para la seguridad mundial, los grandes medios de comunicación han silenciado por completo esta relevante información. @SItunberri / LEx


¿Tiene razón Trump al señalar a Obama y Clinton como fundadores del Daesh?

1470935582_298082_1470940207_noticia_fotogramaEl 9 de agosto Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, afirmó en un mitin: «El ISIS honra al presidente Obama. Él es el fundador del ISIS. Él es el fundador del ISIS. Es el fundador, ¿de acuerdo? ¡Fundó el ISIS! Y diría que la cofundadora fue la tramposa Hillary Clinton». En un programa de radio insistió en la misma idea (El País, 13.8.16).

Por supuesto, El País y toda la prensa del Sistema han utilizado esta noticia para tratar de desacreditar a Trump; un político impresentable, pero no precisamente por estas afirmaciones, que se corresponden con la pura verdad (ver nuestra serie sobre el “Estado Islámico”).

El tratamiento superficial de la campaña presidencial de Estados Unidos está ofreciendo, como es habitual, una visión completamente distorsionada de los candidatos, en especial de la trayectoria y el programa de Hillary Clinton, como explicaba en mayo la analista de izquierdas Diana Johnstone. @SItunberri / LEx


¿Se sostiene la versión oficial sobre el atentado de Orlando?

ap_shooting_dc_160612_4x3_992En un artículo para Global Research, Tony Cartalucci explica que en el caso de Omar Mateen, el asesino del club Pulse de Orlando, nos encontramos con un patrón que se repite una y otra vez en los últimos años: una persona mentalmente desequilibrada, perfectamente identificada y seguida por la policía (a veces es incluso un confidente de la policía), que prepara un atentado. Tenemos el caso de Alexander Ciccolo, a quien el FBI proporcionó en 2015 gran cantidad de armas, aunque en este caso lo detuvieron antes de que ejecutara ataque alguno. O el de Christopher Lee Cornell, que se reunió con un confidente del FBI antes de comprar armas y municiones, que también fue arrestado.

El caso de Mateen responde a un modelo similar, con la diferencia de que en este caso llegó a ejecutar su crimen. También lo cometieron los atacantes de París en noviembre de 2015, igualmente “controlados” por varias agencias de seguridad europeas.

Y mientras a la policía “se les escapan” asesinos como Mateen, que había evidenciado tener ideas pro terroristas y tenía permiso de armas, esa misma policía concentra esfuerzos en investigar a personas con un perfil mucho menos preocupante.

Además hay otros aspectos más que sospechosos en este caso: el padre de Mateen es una persona vinculada a los servicios secretos de Estados Unidos; Mateen trabajó para una empresa de seguridad con contratos en varios países (incluido el Estado de Israel).

Dados los numerosos antecedentes de atentados de bandera falsa, conviene analizar muy críticamente toda versión oficial de este tipo de hechos. @SItunberri / LEx


Daesh, Estados Unidos y el genocidio de los cristianos sirios

h

Imágenes: hispanidad.com y elnacional.com.do

Los cristianos de Siria conocen la realidad que viven, por eso no se dejan engañar por la propaganda imperial (ver ¿Pretende Obama proteger a los cristianos de Irak y Siria?). Y por eso los medios del sistema, que dicen defenderlos, los silencian sistemáticamente. Fieles de diferentes confesiones, pertenecientes a la jerarquía o no, intentan hacer oír su voz (ver Verdades y mentiras sobre Siria (IX): Asad, los sirios y la guerra).

El arzobispo sirio-católico Jacques Behnan Hindo ha comentado las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en las que afirmaba que el Estado Islámico o Daesh «es responsable por genocidio contra grupos en las áreas bajo su control, incluyendo a yazidíes, cristianos y musulmanes chiitas. Daesh es genocida por autodefinición, por ideología, y por sus acciones, en lo que dice, por lo que cree y por lo hace» (Fides, 18.3.16).

Según el arzobispo Hindo, «la proclamación del genocidio se realiza orientando la atención hacia el Daesh y censurando toda la complicidad y los procesos histórico-políticos que llevaron a la creación del monstruo yihadista, desde la guerra librada en Afganistán contra los soviéticos mediante el apoyo a los grupos islamistas armados. Se quiere borrar de un golpe todos los factores extraños que dieron lugar a la aparición repentina y anómala del Daesh. Mientras que sólo hasta hace poco, Turquía y Arabia –países aliados de los Estados Unidos– presionaban para que los yihadistas de Al-Nusra tomasen distancia de la red de Al Qaeda, con el fin de ser clasificados y tal vez incluso ayudados por Occidente como ‘rebeldes moderados’…».

En su opinión, «la intervención rusa en Siria ha aumentado la autoridad de Moscú en un amplio sector de los pueblos de Oriente Medio, no sólo entre los cristianos. Los círculos de poder de los Estados Unidos temen esto, y por ello han decidido jugar la carta de la protección de los cristianos. Parece que estamos de vuelta al siglo XIX, cuando la protección de los cristianos de Oriente Medio era un instrumento de las operaciones geopolíticas para aumentar la influencia en la región».

Según Hindo, también es engañoso presentar a los cristianos como las víctimas exclusivas o prioritarias del Daesh: «Esos locos matan a chiítas, alawitas y también a todos los sunitas que no se someten a ellos. De los 200.000 muertos en el conflicto sirio, los cristianos representan una mínima parte. Y repito, en ciertos casos a los cristianos se les permite escapar o pagar la cuota de sumisión, mientras que para los no cristianos sólo queda la muerte».