‘Los archivos del Pentágono’: la libertad de prensa (y mucho más) en juego

cartel-LOS-ARCHIVOS-DEL-PENTÁGONO-PALOMITRON-1La película de Spielberg defiende la filtración de documentos oficiales que el pueblo debe conocer, y sirve de advertencia ante los ataques a la libertad de información.

Reseña de Los archivos del Pentágono


BN: Manning, la analista que sacó los colores a EEUU, logra la libertad

ABC, 18.1.17

chelsea_manning_with_wigChelsea Manning, la analista que sacó los colores a Estados Unidos filtrando miles de documentos a WikiLeaks, ha logrado la libertad gracias al todavía presidente Barack Obama, tras haber sido condenada a 35 años de prisión en 2013. […]

La joven, que cumple este año 30 años, filtró 470.000 registros de las guerras de Irak y Afganistán, 250.000 cables del Departamento de Estado y otros documentos clasificados que supusieron un revés para la diplomacia estadounidense y alimentaron un debate sobre el papel de Estados Unidos en el mundo y su oscura guerra contra el terrorismo yihadista.

Durante sus meses en prisión ha protagonizado episodios de intento de suicidio, provocando que activistas y organizaciones incidieran aún más pidiendo su libertad, tras ser sentenciado a una pena mucho mayor que lo que hubiera recibido a través de la justicia ordinaria, ya que fue condenado por un tribunal militar. […]

Su primera filtración a WikiLeaks la realizó a comienzos de 2010. Fue el vídeo «Collateral Damage», que muestra una matanza de civiles y de dos trabajadores de la agencia Reuters en Irak en 2007. El vídeo muestra la frialdad con la que los pilotos deciden atacar en una zona donde hay civiles y donde los supuestos rebeldes armados no son más que un periodista con cámara.


‘Snowden’: contundente advertencia, pero con final demasiado optimista

450_1000Reseña de la película Snowden de Oliver Stone,
por Simón Itunberri.


Voten lo que quieran; el gobierno secreto de EEUU no va a cambiar

capitolEl analista Jordan Michael Smith escribió en 2014 un artículo con motivo de la publicación del libro National Security and Double Government de Michael Glennon, profesor de la Universidad de Tufts.

«Seis años después de su administración, la versión Obama de la Seguridad Nacional parece casi indistinguible de la que heredó. La bahía de Guantánamo permanece abierta. La NSA, en todo caso, se ha vuelto más agresiva en la vigilancia de los estadounidenses. Los ataques con aviones no tripulados (drones) han aumentado exponencialmente. […] Está gastando hasta un billón de dólares en modernizar y revitalizar las armas nucleares de Estados Unidos.

»Glennon […] usa el término “doble gobierno”: hay uno que elegimos, y luego está el que está detrás de él, dirigiendo enormes franjas de política casi sin control.»

En una entrevista disponible también en el enlace anterior Glennon afirma:

«Los miembros del Congreso son generalistas y necesitan delegar en expertos aquellos asuntos que se les escapan, por ejemplo, la cuestión de la seguridad nacional […]. Por su parte, los tribunales también delegan en expertos todo lo concerniente a la seguridad nacional. Y así estamos.

»La presidencia […] no es una institución encabezada por un presidente que da órdenes […]. El pueblo estadounidense está engañado, vive en la ignorancia […]. El gobierno secreto no cambia: la política en general en el ámbito de la seguridad nacional es hecha por las instituciones ocultas»

 


La historia silenciada de Estados Unidos

9788490602997La historia silenciada de Estados Unidos, del director de cine Oliver Stone y el historiador Peter Kuznick, es un documentado e imprescindible contrapunto a la propaganda imperialista.


Claves sobre Siria que casi todos ignoran

us-syria-flags-400x225Como expusimos en nuestro artículo Verdades y mentiras sobre Siria (II): La guerra de Bush y Obama, en 2007 el prestigioso periodista estadounidense Seymour M. Hersh explicaba que G. W. Bush apoyó operaciones clandestinas contra Irán y Siria en connivencia con Arabia Saudí, alentó una “Guerra Fría suní-chií” y apoyó a los Hermanos Musulmanes y al Frente Sirio de Salvación Nacional.

En un reportaje reciente, De militar a militar, Hersh ofrece numerosas claves para entender la situación actual de Siria (y del Oriente Próximo):

  • La distinción entre “rebeldes sirios moderados” y terroristas es una falacia: Estados Unidos arma a los extremistas, que controlan la oposición a Assad.
  • Altos mandos militares y del espionaje son conscientes de esta barbaridad, y actúan con la intención de cambiar esta política pro terrorista.
  • «Cables del Departamento de Estado dados a conocer por WikiLeaks prueban que la administración Bush trató de desestabilizar Siria y que esos esfuerzos prosiguieron bajo la administración Obama.»
  • Assad intentó acercarse al Estado de Israel para luchar contra el terrorismo, pero el gobierno sionista rechazó la proposición alegando que Assad “estaba acabado”.
  • Tras el asesinato de Gadafi, aumentaron los flujos de armamento a grupos terroristas: según un consejero de los jefes de estado mayor, «no había manera de detener las entregas de armas que habían sido autorizadas por el presidente [Obama]».
  • John Brennan, director de la CIA, quiso persuadir a Arabia Saudita de que cesara su respaldo a los combatientes extremistas en Siria. Los saudíes dijeron que no y «regresaron a su país para reforzar su apoyo a los extremistas pidiéndonos más respaldo técnico. Y nosotros dijimos “OK” y nos encontramos respaldando a los extremistas».
  • El presidente turco Erdogan apoya al Estado Islámico.
  • «Lo más contraproducente que Obama ha hecho, y eso perjudicó muchísimo nuestros esfuerzos por poner fin a los combates, ha sido declarar que “Assad tiene que irse como condición previa a las negociaciones”» (diplomático estadounidense).
  • Tulsi Gabbard, representante demócrata de Hawái: «Las cosas que se cuentan sobre Assad en este momento son las mismas que se decían sobre Gadafi, las mismas que se decían sobre Sadam Huseín por parte de quienes se pronunciaban a favor de que Estados Unidos […] derrocara esos regímenes […]. Si eso sucede en Siria, llegaremos a una situación donde habrá mucho más sufrimiento, mucha más persecución de minorías religiosas y de cristianos en Siria, y nuestro enemigo será mucho más fuerte.»

LEx


Umberto Eco: ‘Número cero’

201508_RL_NumeroCeroLa última novela de Umberto Eco, ambientada en la Italia de 1992, trata sobre la falsedad y la manipulación en el periodismo. Además, expone una teoría conspiratoria sobre la red terrorista Gladio… que resulta ser mucho más que verosímil.

Leer la reseña de Número cero


Jorasán, la nueva organización fantasma de la CIA

55b10fd59eadbInforma Público (24.7.15): «Los servicios de inteligencia norteamericanos y el Pentágono revelaron en septiembre pasado la existencia del grupo “Jorasán”, una misteriosa y peligrosa unidad de Al Qaeda que se ha asentado recientemente en Siria y que desde allí planea atentados contra objetivos de Estados Unidos y sus aliados. Pocos y confusos son los datos que se tienen de Jorasán y todos ellos los han filtrado el Pentágono y la CIA en los últimos meses». Han anunciado que Jorasán llevará a cabo “grandes ataques” en Occidente.

El caso es que a esta organización «hasta el momento no le han atribuido ninguna operación ni dentro de Siria ni en Occidente». Incluso el líder del Frente al Nusra (brazo de Al Qaeda en Siria, que actúa en alianza con el estado de Israel, como explica la noticia), ha declarado que Jorasán ni siquiera existe.

Así es como han surgido en los últimos años entidades como Al Qaeda o el Estado Islámico: la CIA es la primera en hablar de ellas (y financiarlas, como es evidente y reconocido en casos como los muyahidines afganos), luego van cobrando cierto protagonismo, se unen a ellas fanáticos auténticos… y ya tenemos el perfecto enemigo, sin el cual un Imperio no se sostiene. LEx


Estados Unidos espía a Francia: ¿Qué esperaban?

150601051301_cn_us_nsa_fort_meade_624x351_apSegún nuevas filtraciones de WikiLeaks, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos espió a los presidentes de Francia Chirac, Sarkozy y Hollande entre 2006 y 2012 (BBC, 23.6.15). Hollande, que se encuentra «muy enfadado», habló por teléfono con Obama para plantearle una protesta formal y califica los hechos de «inaceptables» (El País, 24.6.15). Obama dice que pondrá fin a estas prácticas; hace ocho años prometió que pondría fin a Guantánamo y ese centro de tortura sigue prácticamente igual.

Todo es un paripé: Francia, potencia subsidiaria del Imperio, sabe que ya puede enfadarse y hacer todo tipo de protestas formales, que el Gran Hermano global seguirá espiando a todo aquel que pueda, desde los gobiernos enemigos hasta los “amigos”, pasando por el conjunto de la ciudadanía. Y todos sabemos que el resto de gobiernos también espían en la medida de sus posibilidades (siempre menores que las del Imperio). ¿Qué hace la sociedad? Se consuela confiando en las promesas de transparencia, democracia y fidelidad entre aliados que nos hacen los poderosos de este mundo. No tenemos remedio. LEx


Espionaje al ciudadano: batalla perdida

548b6df2ea5ceSegún un informe de Amnistía Internacional (AI) y  Privacy International (Público, 5.6.15), «Dinamarca, Finlandia, Francia, los Países Bajos, Pakistán y Suiza debaten o promulgan nuevas leyes de inteligencia que incrementarán su capacidad para espiar las comunicaciones en esos países y más allá». Además, como los avances tecnológicos van haciendo más barata la tecnología de vigilancia, esta tenderá extenderse.

Lo que sorprende es que representantes de estas organizaciones, a la vez que denuncian estos hechos, parezcan encontrar esperanzas en cosas como que «gracias a Edward Snowden, millones de personas ordinarias son conscientes de que ni siquiera sus secretos más íntimos están a salvo de la intromisión del gobierno». ¿Pero acaso el ser conscientes está consiguiendo algo eficaz contra estos atropellos? Al contrario, retrocedemos en derechos.

Pasmosa la ¿ingenuidad? de AI: «Es decepcionante que los gobiernos no hayan aceptado que la vigilancia masiva viola los derechos humanos». Claro que lo han aceptado; ¡si son ellos quienes la practican! Estas organizaciones proponen «que la vigilancia se mueva dentro de los límites establecidos por el derecho internacional de derechos humanos [sic], lo que significa que la vigilancia solo podría tener lugar sobre un objetivo, basada en suficientes pruebas de delito y con autorización de una autoridad estrictamente independiente, como un juez; supervisada por un proceso parlamentario y judicial transparente e independiente». Soñar es gratis…

La batalla está perdida, pero no por ello hay que dejar de luchar por nuestros derechos, al menos para concienciar a quienes quieran enterarse. LEx