¿Alcaldesas perpetuas?

20160831-1a¿Es aceptable la designación de María como “alcaldesa perpetua” que se realiza en muchos municipios españoles?

¿Alcaldesas perpetuas?

Anuncios

Francisco (IX): ¿Cristo en el centro, o María?

201407_AC_francisco09_1Novena entrega de nuestra serie sobre Francisco. Se ha destacado del actual papa su exaltación de Jesús como esperanza de la humanidad. Pero en sus mensajes los atributos que la Biblia aplica a Dios y a Cristo, y a nadie más, son imputados a María una y otra vez. LEx


Jornada Mundial del Papa: ¿Quién es el protagonista?

Papa_virgen_Brasil.jpg_53082678

Fuente: cronista.com

Según el presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, Stanislaw Rylko, «el verdadero protagonista» de la Jornada Mundial del Papa es «Cristo» (‘La Razón’, 24.7.13). Palabras; los hechos evidencian quién es el auténtico protagonista. Dice el papa que hay que enfrentarse a «tantos ídolos que se ponen en el lugar de Dios» (‘LD’, 24.7.13); y lo afirma alguien que, sólo con sus títulos y posición, se pretende situar en el lugar de Dios (ver Blasfemias). Nada de ídolos, pero dice de sí mismo, en tercera persona: «Los brazos del Papa se alargan para abrazar a toda la nación brasileña» (Zenit, 22.7.13).

Cristo en el centro, según algunos mensajes de Francisco (palabras en sí dignas de aprecio por parte de cualquier cristiano); pero hay más palabras y, sobre todo, actos: en el santuario mariano de Aparecida se dirige directamente a la estatua para rezar ante ella en silencio (y en público), y después leer: «En vuestras manos pongo mi vida», «Madre Aparecida, ayuda a los jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud», «mantente siempre a nuestro lado, especialmente cuando la Cruz se haga más dura» (‘ABC’, 25.7.13). María en el centro, y el propio Bergoglio, y hasta otros ídolos: «¡Por España y por el Papa!», exclaman unos jóvenes peregrinos (‘La Razón’, 25.7.13).


Catolicismo y paganismo

Iemanjá (fuente: Wikipedia)

Iemanjá (fuente: Wikipedia)

En un artículo favorable al papa, Martín Prieto (‘La Razón’, 24.7.13) expresa una gran verdad sobre la Iglesia de Roma: «El catolicismo siempre ha contado a su favor con el sincretismo, la conjunción de la Cruz con los rituales africanos llevados por la Trata. La Virgen María es la diosa Iemanjá que surge de las aguas, y tras pasar la noche en un terreno de macumba se acude por la mañana a la misa de la parroquia».

El propio Joseph Ratzinger, en su magnífico Introducción al cristianismo (Salamanca: Sígueme, 1969) reconoce que «para muchos fieles poco instruidos las vírgenes de Lourdes, Fátima o Altöting son personas diversas, no son de ninguna manera la misma persona», lo cual procede de la «tendencia pagana por un numen locale, por una divinidad concretada en un lugar y limitada a él» (p. 95).

Algunos artículos sobre el sincretismo pagano-cristiano de esta iglesia:

Carta a Juan Pablo II -1991 (Juan Antonio Monroy)

Diosas locales (Guillermo Sánchez)

La Virgen y el Pilar: cristiano y pagano (Andrés Ortíz-Osés)

‘La’ iglesia, masa leudada que llevó al papado (Emilio Monjo)