Barenboim, contra el sionismo supremacista

15324155751902Después de que el Parlamento del Estado de Israel haya aprobado una ley que declara «la Tierra de Israel como la patria histórica del pueblo judío» y al Estado sionista como «el Estado-nación del pueblo judío», el gran músico argentino-israelí Daniel Barenboim escribe una columna en el diario Haaretz (publicada en español por El País) en la que dice: «Hoy me avergüenzo de ser israelí». Califica la nueva ley como «una clara forma de apartheid» que «confirma a la población árabe como ciudadanos de segunda». Según él, «el gobierno israelí reemplaza el principio de igualdad por el nacionalismo y racismo».

Barenboim pone sobre la mesa una realidad que muchos otros judíos vienen denunciando desde hace décadas: el auténtico judaísmo, aquel que defiende los valores bíblicos de justicia e igualdad, está siendo sido secuestrado por una nueva religión: el sionismo, un movimiento nacionalista, racista y supremacista. Afortunadamente, aún quedan auténticos judíos que se rebelan contra esta suplantación. @SItunberri / LEx

Anuncios

BN: Cada vez más judíos estadounidenses protestan contra la violencia del Gobierno de Israel

El Diario, 20.5.18

CapturaLa masacre de esta semana de docenas de palestinos a manos de soldados israelíes en Gaza ha provocado nuevas protestas de grupos de judíos estadounidenses progresistas que rechazan la ubicación de la embajada estadounidense en Jerusalén y que consideran que los gobiernos de Donald Trump y Benjamin Netanyahu son enemigos de la paz en la región.

Grupos como IfNotNowJewish Voice for Peace (Voz Judía por la Paz), J Street Jews for Racial and Economic Justice (Judíos por la Justicia Racial y Económica) y otros comenzaron a intensificar las protestas –manifestaciones, vigilias y reuniones comunitarias– a fines de marzo, cuando las fuerzas israelíes mataron a 17 palestinos e hirieron a al menos 1.400 personas más en Gaza. […]

“A menudo, organizaciones como Jewish Voice for Peace sufren presiones de otras instituciones judías porque reclamamos por los derechos de los palestinos”, dice [Rebecca] Vilkomerson [directora ejecutiva de Jewish Voice for Peace]. “Sin embargo, hay mucha gente que se siente alienada del judaísmo por la forma en que las instituciones judías apoyan a Israel sin ningún cuestionamiento. La gente se acerca a nosotros y se reencuentra con su parte judía gracias a comunidades como la nuestra”. […]


¿Sorprende que este notición no sea portada en los grandes medios?

urlLa noticia “Un asesor de Netanyahu pide a las potencias occidentales que no acaben con el Estado Islámico” publicada el 31 de agosto por el diario español Público, informa de un artículo escrito por Efraim Inbar, director de BESA, el centro de estudios estratégicos de una universidad israelí, «un influyente académico que realiza trabajos de asesoramiento retribuidos para el gobierno de Israel, el ejército israelí y la OTAN», cuyas opiniones «cuentan con un gran ascendiente en la política exterior de Israel y Occidente con respecto a Oriente Próximo».

Según Inbar, Obama «dice que quiere acabar con el Estado Islámico pero no envía tropas y se niega a reconocer que el principal problema de Occidente es Irán». Por ello, «la existencia continuada del Estado Islámico sirve a nuestros intereses» y «puede servir como herramienta para socavar los planes de Irán, Hizbolá, Siria y Rusia». Cree que «sería una buena idea prolongar la guerra en Siria». La noticia de Público además informa de que un general israelí y otro miembro destacado del BESA sostienen la misma posición.

A más de uno le chocará esta información; no a quienes llevamos años ofreciendo los datos que sitúan al Estado de Israel como uno de los principales apoyos del Estado Islámico (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (IV): El plan sigue siendo derrocar a Asad y ISIS is a US-Israeli Creation. Top Ten “Indications”).

Tampoco nos sorprende que, aunque casi todo el mundo considera que el Daesh es una de las principales amenazas para la seguridad mundial, los grandes medios de comunicación han silenciado por completo esta relevante información. @SItunberri / LEx


El gobierno de Rajoy y los derechos humanos

En siete minutos, Pablo Bustinduy, diputado de Podemos, expone verdades como puños sobre la supuesta preocupación del gobierno de Mariano Rajoy por los derechos humanos:

 


Claves sobre Siria que casi todos ignoran

us-syria-flags-400x225Como expusimos en nuestro artículo Verdades y mentiras sobre Siria (II): La guerra de Bush y Obama, en 2007 el prestigioso periodista estadounidense Seymour M. Hersh explicaba que G. W. Bush apoyó operaciones clandestinas contra Irán y Siria en connivencia con Arabia Saudí, alentó una “Guerra Fría suní-chií” y apoyó a los Hermanos Musulmanes y al Frente Sirio de Salvación Nacional.

En un reportaje reciente, De militar a militar, Hersh ofrece numerosas claves para entender la situación actual de Siria (y del Oriente Próximo):

  • La distinción entre “rebeldes sirios moderados” y terroristas es una falacia: Estados Unidos arma a los extremistas, que controlan la oposición a Assad.
  • Altos mandos militares y del espionaje son conscientes de esta barbaridad, y actúan con la intención de cambiar esta política pro terrorista.
  • «Cables del Departamento de Estado dados a conocer por WikiLeaks prueban que la administración Bush trató de desestabilizar Siria y que esos esfuerzos prosiguieron bajo la administración Obama.»
  • Assad intentó acercarse al Estado de Israel para luchar contra el terrorismo, pero el gobierno sionista rechazó la proposición alegando que Assad “estaba acabado”.
  • Tras el asesinato de Gadafi, aumentaron los flujos de armamento a grupos terroristas: según un consejero de los jefes de estado mayor, «no había manera de detener las entregas de armas que habían sido autorizadas por el presidente [Obama]».
  • John Brennan, director de la CIA, quiso persuadir a Arabia Saudita de que cesara su respaldo a los combatientes extremistas en Siria. Los saudíes dijeron que no y «regresaron a su país para reforzar su apoyo a los extremistas pidiéndonos más respaldo técnico. Y nosotros dijimos “OK” y nos encontramos respaldando a los extremistas».
  • El presidente turco Erdogan apoya al Estado Islámico.
  • «Lo más contraproducente que Obama ha hecho, y eso perjudicó muchísimo nuestros esfuerzos por poner fin a los combates, ha sido declarar que “Assad tiene que irse como condición previa a las negociaciones”» (diplomático estadounidense).
  • Tulsi Gabbard, representante demócrata de Hawái: «Las cosas que se cuentan sobre Assad en este momento son las mismas que se decían sobre Gadafi, las mismas que se decían sobre Sadam Huseín por parte de quienes se pronunciaban a favor de que Estados Unidos […] derrocara esos regímenes […]. Si eso sucede en Siria, llegaremos a una situación donde habrá mucho más sufrimiento, mucha más persecución de minorías religiosas y de cristianos en Siria, y nuestro enemigo será mucho más fuerte.»

LEx


Francia e Israel inician una nueva guerra en Irak y en Siria

1_-_1-148-2-87319Así se titula el artículo de Thierry Meyssan (Red Voltaire, 23.11.15) del que extractamos algunos párrafos:

«[En] la cumbre del G20 en Antalya […] el presidente ruso, Vladimir Putin, denunció, sin nombrarlos, los Estados participantes en la conferencia que apadrinan el Emirato Islámico. Mostró a sus colegas fotos satelitales de los convoyes de camiones-cisterna que atraviesan Turquía para vender el petróleo que la organización terrorista roba en Irak y en Siria. […] El presidente turco Recep Tayyip Erdogan se mostró afectado. Según la oposición turca, Bilal Erdogan (el hijo del presidente) dirige personalmente ese tráfico. […]

»El US Central Command bombardeaba –por primera vez en año y medio– dichos camiones-cisterna en Irak, mientras que la aviación rusa destruía gran cantidad de ellos en Siria. Rusia y Estados Unidos han obligado a Francia a unirse a esa operación. Fingiendo una reacción ante los atentados perpetrados en París, el presidente Hollande anunció sin sonrojarse que estaba ordenando a las fuerzas armadas de Francia que procedieran a bombardear objetivos del Emirato Islámico en Siria […].

»Los organizadores de la guerra se han dado cuenta de que ya no tienen posibilidades de seguir actuando contra Siria. Y por eso se han puesto de acuerdo para retomar y continuar el programa que ya condujo, en 2012, a la creación de Sudán del Sur. […] Después de haber utilizado el Emirato Islámico para crear un Sunnistán, sería conveniente crear un Kurdistán. […]

»A la luz del derecho internacional, la creación de un seudo Kurdistán en territorios no kurdos no tiene ninguna legalidad. Su único objetivo, al igual que la creación de Sudán del Sur, es atrapar a los principales Estados árabes (Egipto, Siria e Irak) en una tenaza para realizar el sueño israelí de expansión desde el Nilo hasta el Éufrates.»


Apoyo imperialista a la “legitimidad” del Estado Islámico

La web + Libres, supuestamente defensora de la libertad religiosa y vinculada a la organización extremista católica Hazte Oír, recomienda en su boletín un artículo alucinante: ¿Queremos ayudar a los sirios? Terminemos la guerra. Está firmado por J. D. Gordon, comandante retirado de la Marina estadounidense y antiguo cargo político-militar bajo la administración de G. W. Bush.

Lo pasmoso es el descaro con que este autor defiende el proyecto imperial para Oriente Medio. Trata de vender que la causa principal de los conflictos en la zona es el enfrentamiento entre Arabia Saudí e Irán, y por tanto entre sunismo y chiísmo. Siguiendo ese esquema, llega a afirmar: «Hoy, el Estado Islámico, red terrorista sunní, se ha cobrado la revancha apoderándose de las principales zonas sunníes de Siria e Iraq. Aunque sanguinarios, como sunníes que son tienen más legitimidad que los regímenes chiíes que gobiernan Damasco y Bagdad». Es decir, que la legitimidad no la dan las urnas, sino la afiliación religiosa. Así, aunque el 88% de los electores apoyaron a Asad en junio de 2014, es un presidente ilegítimo por ser chií y el criminal Estado Islámico es legítimo por ser suní. A este extremo de delirio y descaro criminal llega el imperialismo.

Por supuesto, Gordon exculpa por completo a los gobiernos y los servicios de Estados Unidos y la UE, que llevan años financiando y apoyando el terrorismo y los conflictos étnicos en la región, y expone el viejo proyecto del Imperio y del estado de Israel de fragmentar toda la región en “miniestados” étnicos. LEx