Ofensa de sentimientos religiosos y no religiosos

201603_AC_OfensasSentimientoReligioso_15¿Qué habría que hacer cuando ciertas expresiones de “religiosidad popular” ofenden a la sensibilidad de muchas personas?

Ofensa de sentimientos religiosos y no religiosos

Anuncios

El papa lava los pies a refugiados: ¿un acto de humildad?

papa-1El papa Francisco ha acudido a un centro de refugiados para lavar y besar los pies de refugiados musulmanes, ortodoxos, hindúes y católicos. Muchos ven en esta tradición un acto de humildad por parte del máximo dirigente de la Iglesia Católica Romana.

Pero lo cierto es que Jesús dijo a sus discípulos: «Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros» (Juan 13: 14). Y así lo hacen algunas comunidades cristianas en las que, en plano de igualdad y en actitud de perdón y reconciliación, los cristianos se lavan los pies.

En cambio, el gesto papal (por muy positivo que pueda resultar reivindicar a los refugiados de toda religión) tiene claramente un sentido contrario: sólo el papa lava los pies, y lo hace en tiempo de Pascua a doce personas, que representan a los doce apóstoles a los que Jesús lavó los pies. De este modo, este acto se convierte en uno más de los que el llamado “Sumo Pontífice” realiza con vistas a equipararse a Cristo.

Por otro lado, Jesús instruyó claramente a que los cristianos nunca hicieran gestos de piedad (como la oración) de cara a la galería: «Cuando ores, no seas como los hipócritas, porque ellos aman el orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles para ser vistos por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público» (Mateo 6: 4-6). Pero el papa realiza este tipo de actos expuesto a las cámaras, buscando un protagonismo opuesto a lo que Cristo indicó. @SItunberri / LEx


Interés turístico nacional

Interés turístico


La religiosidad popular

201603_NC_ReligiosidadPopular_ATexto en el que el teólogo evangélico José Grau compara la religiosidad popular con la auténtica fe cristiana:

La religiosidad popular


¿Una fiesta incluyente y democrática?

Escribe Ignacio Camacho: «Por su naturaleza abierta, participativa y transversal, la Semana Santa constituye una verdadera fiesta nacional incluyente, masiva y democrática, que a partir de su índole religiosa permite la incorporación de todos los sectores sociales a una liturgia en la que cada individuo puede encontrar su papel» (ABC, 18.4.14).

p18ldjjt4nt0d19if3aa1fb81prs4

Imagen: entarancon.es

No es cierto: estas celebraciones no son incluyentes. Millones de españoles no se sienten identificados con ellas, bien porque no les dicen nada, bien porque las asocian con la imposición confesional que durante siglos ha existido en España (ver Semana Santa, contra la Reforma), o bien porque al pertenecer a otra confesión religiosa las consideran blasfemas y anticristianas (ver Una religión sin imágenes).

Tampoco son democráticas: por lo señalado anteriormente, muchos no podemos ni queremos encontrar en estas fiestas nuestro papel. Además, numerosas instituciones y representantes públicos de todos los colores políticos participan oficialmente en ellas, despreciando por completo la aconfesionalidad del estado y a amplios colectivos de ciudadanos no católicos. LEx