El papado es y seguirá siendo una institución autoritaria

f-pope-a-20150910-870x595Cuatro cardenales de línea conservadora escribieron una carta al papa Bergoglio pidiéndole explicaciones sobre varios puntos de su exhortación “apostólica” Amoris Laetitia que, según ellos, contradicen la tradición de su iglesia. Como el papa no les respondió, la han hecho pública.

Les ha contestado Pío Vito Pinto, decano del Tribunal de la Rota y como tal máxima autoridad en nulidades matrimoniales, diciendo que están cuestionando los dos sínodos sobre el matrimonio y la familia; añade este argumento: «El Papa es fiel a la doctrina de Cristo. Lo que han hecho es un escándalo muy grave». Además comenta que Francisco, como papa que es, les podría quitar la birreta cardenalicia, como hizo Pío XI con el teólogo francés Louis Billot, pero precisa que no lo hará. Es decir: queda claro (¿alguien lo dudaba?) que el papado sigue siendo una institución jerárquica, piramidal y vertical, en la que el cuestionamiento de la autoridad del gran jefe no es bien aceptado (no se olvide que Bergoglio ha apelado a su propia infalibilidad en varias ocasiones), y que un futuro papa con rostro menos aperturista que Francisco puede ejercer su autoridad con la mano de hierro de siempre.

Por cierto, Vito Pinto también dejó otra frase para consideración de quienes creen que el papado se acerca a las posiciones de la Reforma: «Lutero destruyó la fe católica de los apóstoles». Ahí queda eso. @SItunberri / LEx


Yo, Daniel Blake

201611_rl_yodanielblakeLa última película de Ken Loach enseña muchas cosas…

Reseña de ‘Yo, Daniel Blake’


Rita Barberá y Unidos Podemos: sentido común

minuto_silencio_barbera_620x3501. Rita Barberá, tristemente fallecida de forma fulminante por un infarto, al no estar condenada por un tribunal era jurídicamente inocente (incluso los criminales confesos lo son); pero moralmente a casi nadie le cabe duda de que estaba implicada en asuntos de corrupción (que pregunten en el Partido Popular).

2. El simbólico minuto de silencio que se suele guardar en ocasiones como estas tiene al menos tres componentes: expresión de dolor por el fallecimiento, solidaridad con los seres queridos y homenaje póstumo. Cuando la trayectoria de una persona fallecida, aparte de las luces que haya podido tener, ha contado con largas y oscuras sombras, lo normal es que quien se vea convocado a guardar ese minuto dude si participar o no, en función de a cuál de los tres componentes otorga más valor.

3. Dada su condición de senadora, el Senado español ha dedicado a Barberá un minuto de silencio, en el que han participado todos los miembros de la cámara, incluidos (tras deliberar sobre si era conveniente o no) los de Unidos Podemos; estos, sin embargo, se han negado a aplaudir al final. De este modo se entiende que han mostrado su dolor, pero se han negado a homenajearla.

4. Previo al recuerdo en el Senado, en el Congreso también se ha guardado un minuto de silencio. Los diputados de Unidos Podemos se han ausentado de la cámara porque, según ha explicado Pablo Iglesias, “un homenaje político en un espacio político como es el Congreso a nuestro juicio no se puede hacer a una persona cuya trayectoria está marcada por la corrupción”. Además, nunca antes en el Congreso se ha guardado un minuto de silencio por un senador fallecido. Iglesias también ha lamentado la muerte y transmitido las condolencias a los familiares y amigos de Barberá, y el portavoz de la coalición, Ramón Espinar, se ha acercado a la bancada del PP para expresarles sus condolencias.

5. Como suele ocurrir, las posiciones en este asunto se han polarizado, y no se ha puesto suficiente énfasis en que las decisiones de 1) dedicar ese homenaje a una persona como Barberá y 2) participar en él o no, son decisiones discutibles debido a los muchos aspectos que concurren (políticos, morales, emocionales…). Lo más sensato es que en situaciones como estas cada persona (mejor que cada grupo político) se pronuncie y actúe en conciencia, dando razón de su decisión. Así, los diputados de Compromís han dado más importancia al elemento personal y han querido dar una “muestra de respeto” guardando silencio en el Congreso, al entender que no se estaba reivindicando la trayectoria de Barberá.

6. Personalmente creo que guardar un minuto de silencio como señal de luto en la cámara de la que formaba parte Barberá, no aplaudir tras ese minuto y negarse a participar en una cámara a la que no pertenecía es una decisión bastante equilibrada, aunque también me habría parecido comprensible que se hubiera tomado otra. Quizá la mayor falta de respeto ha sido la de tantas personas que se han sulfurado por la ausencia de los diputados de UP durante el minuto de silencio… @SItunberri / LEx


Escandalizados con Trump… ¿y no con sus predecesores?

U.S. President Obama pauses while speaking about immigration reform during a visit to Del Sol High School in Las Vegas, NevadaEl teólogo José Ignacio González Faus analiza las causas de la victoria de Trump:

«1.- La hipocresía de la derecha. Trump ha escandalizado por decir que va a hacer a lo bestia, cosas que nosotros estamos haciendo de manera solapada y disimulada (no defender la tierra, maltratar a los inmigrantes, no gravar a los muy ricos…). Al desenmascararnos, pone de relieve que capitalismo y democracia son incompatibles. […] El verdadero poder no lo tienen las entidades políticas sino instancias económicas que sustituyen la democracia por la plutocracia. […]

»2. La prostitución de la izquierda. Las izquierdas acabaron pactando con un sistema […] que va desmontando el estado del bienestar, sin prisas pero sin pausas. […] Se entretuvieron en colar el mosquito del lenguaje y tragarse el camello de la justicia, olvidando las viejas palabras de Jesús: “Esto habría que hacer, aunque sin olvidar lo otro”. Desconocieron la exigencia de una civilización de la sobriedad compartida como única salida posible para nuestro mundo. […]

»Y luego queríamos justificarnos fingiendo escándalo ante las bravuconadas de Trump. Las metidas de mano a mujeres son propias de muchos señores públicos, que tienen poder aunque no tengan becarias. La diferencia está sólo en que Trump presume de eso en público y los demás sólo en privado. Y si Trump dice burradas contra el islam, la conducta de Clinton con Arabia Saudí y con Libia no es precisamente un modelo de respeto al islam» (negritas añadidas).

Hay que seguir analizando las falsas alternativas a Trump. También es cierto que a medida que Trump va tomando decisiones sobre su inminente gobierno, y en especial cuando comience a ejercer el poder, será cada vez más necesario plantar cara a sus políticas, que previsiblemente serán, como hace décadas que viene ocurriendo en el Imperio, peores que las de las administraciones anteriores. @SItunberri / LEx


‘Snowden’: contundente advertencia, pero con final demasiado optimista

450_1000Reseña de la película Snowden de Oliver Stone,
por Simón Itunberri.


Voten lo que quieran; el gobierno secreto de EEUU no va a cambiar

capitolEl analista Jordan Michael Smith escribió en 2014 un artículo con motivo de la publicación del libro National Security and Double Government de Michael Glennon, profesor de la Universidad de Tufts.

«Seis años después de su administración, la versión Obama de la Seguridad Nacional parece casi indistinguible de la que heredó. La bahía de Guantánamo permanece abierta. La NSA, en todo caso, se ha vuelto más agresiva en la vigilancia de los estadounidenses. Los ataques con aviones no tripulados (drones) han aumentado exponencialmente. […] Está gastando hasta un billón de dólares en modernizar y revitalizar las armas nucleares de Estados Unidos.

»Glennon […] usa el término “doble gobierno”: hay uno que elegimos, y luego está el que está detrás de él, dirigiendo enormes franjas de política casi sin control.»

En una entrevista disponible también en el enlace anterior Glennon afirma:

«Los miembros del Congreso son generalistas y necesitan delegar en expertos aquellos asuntos que se les escapan, por ejemplo, la cuestión de la seguridad nacional […]. Por su parte, los tribunales también delegan en expertos todo lo concerniente a la seguridad nacional. Y así estamos.

»La presidencia […] no es una institución encabezada por un presidente que da órdenes […]. El pueblo estadounidense está engañado, vive en la ignorancia […]. El gobierno secreto no cambia: la política en general en el ámbito de la seguridad nacional es hecha por las instituciones ocultas»

 


Martha C. Nussbaum: ‘La nueva intolerancia religiosa ‘

9788449328305Superando los prejuicios y el miedo mediante la empatía y el respeto a la dignidad humana.

Reseña del libro ‘La nueva intolerancia religiosa’ de Martha C. Nussbaum