BN: Justicia concluye que los mensajes de HazteOír no se pueden considerar ‘delito de odio’

Navarra.com, 16.9.17

2017091613082970527El Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid ha dictado un auto acordando el sobreseimiento provisional de la denuncia presentada en marzo por la Fiscalía Provincial de Madrid contra el primer autobús que circuló de HazteOír por presunto delito relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas del artículo 510 del Código Penal.

En dicha denuncia se interesaba además que, como medida cautelar, se acordara la prohibición de la circulación e inmovilización del autobús que recorría las calle de Madrid con los mensajes ‘Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo’, ‘No permitas que manipulen a tus hijos en el colegio. Infórmate con el libro que no quieren que leas. Pídelo gratuitamente en www.ElLibroProhibido.com‘.

El juez no ve motivos suficientes para considerar la perpetración de un delito del artículo 510,2 del Código Penal. Además, se refiere a lo ya argumentado por la Audiencia Provincial de Madrid el 14 de julio, que señalaban que “los mensajes del autobús de la asociación Hazte Oír, por desagradables y agresivos que puedan considerarse, son dudosamente delictivos”, revocando la medida cautelar de inmovilización del autobús ”porque existen serias dudas de que los hechos en que se apoya, puedan ser considerados delito”. […]

Ver El autobús de Hazte Oír (I): ¿Libertad de expresión o transfobia?

Anuncios

Diálogo interreligioso no implica sincretismo obligatorio

Ceuta.jpgCatólicos e hindúes en Ceuta: parece razonable pensar que los dirigentes oficiales de una confesión privada tienen derecho a tomar decisiones sobre el culto religioso interno de acuerdo con las creencias de la misma.

Diálogo interreligioso no implica sincretismo obligatorio


Tirar a matar… contra nuestros valores

hqdefaultTras el atentado terrorista del 17 de agosto en Barcelona, los Mossos de Escuadra (policía catalana) han matado a disparos a seis de los supuestos terroristas implicados. Observando el vídeo de uno de estos tiroteos, queda claro que era innecesario matar al joven para inmovilizarlo. Pero es evidente que la consigna es que a los sospechosos hay que “abatirlos” (eufemismo usado sistemáticamente en los medios para informar sobre estas muertes). Algo más que cuestionable cuando en situaciones como estas capturar vivos a los terroristas es esencial para la obtención de información.

Algún artículo en la prensa sistémica española (como este en El País) se ha cuestionado no solo esta práctica, sino el hecho de que no haya generado un debate público. Quizá quien mejor lo ha planteado ha sido el periodista y novelista argentino Martín Caparros en su artículo Otro triunfo del terrorismo en The New York Times, donde escribe: «En general: hemos asumido que los terroristas se merecen la muerte porque buscan la muerte. Y que sólo su muerte nos salva: la lógica de ellos o nosotros, de que para ganarles todo vale. El mayor triunfo de los terroristas es imponer esa lógica que debilita la sociedad que atacan.»

Dice también Caparrós: «Costó muchos años y muchas muertes imponer ciertos valores y, gracias a la amenaza terrorista, ahora están en cuestión. Son esos valores que, si se vuelven relativos, dejan de existir. Si se acepta que a veces la policía puede matar impunemente, entonces la discusión sólo consiste en definir cuándo puede.» @SItunberri / LEx


BN: Los padres de Xavi, el niño de 3 años asesinado en Las Ramblas, se abrazan con el imán de Rubí

El Diario, 24.8.17

padre-Xavi-iman-Rubi_EDIIMA20170824_0701_19Los padres de Xavi, el niño de 3 años asesinado el pasado 17 de agosto en Las Ramblas de Barcelona, han visitado junto a su familia este jueves la mezquita de Rubí, el pueblo natal del pequeño y su lugar de residencia. Ahí, como parte de un homenaje a las víctimas del atentado, se han fundido emocionados en un abrazo con el imán suplente del municipio, Driss Sally, que no podía reprimir las lágrimas.

“Gracias a todos. Me encanta ver que la Rambla vuelve a estar llena. Que no haya miedo”, ha dicho Javier Mártinez, el padre […]. “Necesito darle un abrazo a un musulmán. Que esa gente no tenga miedo. Necesito hacerlo”, ha añadido.  Horas después, se ha producido el encuentro con Sally.

“Sé que hay otro crío muerto. No he podido conocer a nadie, pero comparto el dolor con ellos. Con todos. También comparto el dolor con los familiares de los terroristas. Lo comparto. Somos personas. […]”.


La terrible fragilidad del estado de derecho

famososbarcelona-kqZB-U405812286799EC-624x385@Las ProvinciasCuando más vulnerable se muestra el estado de derecho es con ocasión de crueles atentados como el de Barcelona… Justo cuando, hipnotizados por el bombardeo mediático, menos lo defendemos. A ello contribuyen factores relacionados con lo que podemos llamar “fascismo psicológico”.

Los típicos recursos de las actitudes racistas y fascistas (no exclusivas de la derecha) son el miedo, la visceralidad y el sarcasmo (los tres, negadores de un análisis riguroso). Se trata de emociones o inclinaciones humanas que, en función de las circunstancias, pueden aflorar en personas de cualquier ideología. Las situaciones límite, como los atentados terroristas u otras tragedias colectivas, favorecen especialmente tales emociones y actitudes.

Solo personas altamente críticas y autocríticas, y con una sana concepción de la dignidad humana, están preparadas para evitarlas. No hará falta añadir que el amor incondicional al prójimo es la mejor vacuna para prevenir esa caída y responder como es debido. @FriedenFurAlle / LEx


Seguimos teniendo funerales de Estado confesionales

misa-Sagrada-Famila-victimas-atentado-autoridadesLa Iglesia Católica Romana (ICR) ha celebrado un funeral por todas las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, al que han asistido las principales autoridades del Estado y de Cataluña. Parece que muy pocos comprenden que el hecho de que un acto de una organización privada se convierta automáticamente en un funeral de Estado oficial conculca la separación iglesia-Estado que consagra la Constitución Española.

Culpable de ello es la ICR, que, aprovechando la conmoción, se atribuye la gestión de la muerte de un colectivo de personas, parece que sin haber consultado a cada una de las familias de los asesinados. Lo hace erigiéndose en representante de Dios no ante sus fieles (algo perfectamente respetable), sino ante el conjunto de la sociedad, como si todo ella fuera católica romana; el arzobispo de Barcelona dijo en la homilía: «Es hermoso ver que esta mañana en torno al altar del Señor estamos unidos las Autoridades supremas del Estado, las Autoridades Autonómicas y Locales, los representantes de las distintas confesiones presentes en nuestra tierra, las diversas instituciones sociales, hombres y mujeres de toda clase y condición social…». Es decir, es “hermoso” comprobar cómo el Estado y la mayoría de la sociedad secundan sus ceremonias particulares, como ha ocurrido a lo largo de toda la historia nacionalcatólica.

Pero tan culpable como la ICR son las autoridades políticas que, en supuesta representación de toda la ciudadanía, han acudido a un acto que, como explicamos en su día, no es una simple conmemoración  solidaria con los fallecidos, sino un “sacramento” en el que se invocan mediaciones como la de María y “los santos”, algo inaceptable para muchas personas (empezando por los cristianos no católicos). ¿Habrá alguna vez un político que cumpla la Constitución y no sea rehén del “Cómo no íbamos a estar con las víctimas”?

Seguimos teniendo funerales de Estado confesionales. Y está claro que seguiremos teniéndolos por muchísimo tiempo. @SItunberri / LEx


El problema del infierno

Atribuido a Manuel Chili, alias Capiscara (Quito), Las Postrimerías del Hombre.JPG

Atribuido a Manuel Chili, Las postrimerías del hombre: un alma en el infierno (c. 1775)

El teólogo católico José María Castillo ha publicado dos artículos negando la existencia del infierno. Afirma, entre otras cosas: «El infierno, por definición, es un castigo. Y un castigo eterno. Ahora bien, un castigo –sea el que sea– se puede programar y realizar como medio o como fin. Como “medio”, lo hacemos constantemente: se castiga para educar, para corregir, para evitar que un delincuente siga delinquiendo, etc. Pero, si el castigo es “eterno”, en ese caso (único), no puede ser medio para nada. O sea, no tiene (ni puede tener) otra finalidad que hacer sufrir». De ahí que «o creemos en Dios o creemos en el infierno». Es un argumento poderosísimo.

Lo triste es que el teólogo ni siquiera menciona la Biblia ni algunas de las claves que la misma da sobre la justicia de Dios, de ahí que su exposición, que tan certera es al negar el infierno, resulte un tanto pobre. Ciertamente los artículos son muy breves, pero en uno sí que ha tenido espacio para buscar un argumento de autoridad en “el Magisterio” papal que, según él, no ha definido dogmáticamente esta doctrina (pero no dice que el Catecismo, que recoge la enseñanza obligatoria para los fieles de su iglesia, expone clarísimamente la creencia en el infierno en los números 1033-1037);

Este vídeo de poco más de dos minutos analiza el infierno a la luz de la Biblia. @SItunberri / LEx