¿Por qué calla Unidos Podemos ante las concluyentes evidencias de que EEUU apoya al Daesh?

isis-was-made-in-usa

Imagen: syrianfreepress.wordpress.com

La masacre “por error” de soldados sirios en Siria a cargo de la coalición imperial facilitó el avance de los terroristas antisirios que, como Occidente, luchan contra Asad desde hace más de cinco años y medio. La noticia esta vez trascendió lo bastante como para que los medios del Sistema-Imperio se hicieran eco de ella. Según la inverosímil explicación oficial, el objetivo del ataque era en realidad el Daesh, engendro “yihadista” del imperialsionismo que, en la práctica, resultó beneficiado por las bombas occidentales.

Hoy nadie medianamente informado debería dudar de que el Daesh, junto a otros grupos terroristas, es la vanguardia del Imperio contra Siria. Las evidencias son ya demasiado clamorosas, aun cuando los medios sistémicos no recojan noticias de lo más significativas. Frente a esto, resultan hipócritas las pancartas que dicen “Welcome, refugees” y los minutos de silencio por los refugiados delante del Congreso; tanto más, si cabe, por cuanto los protagonizan grupos políticos que dicen oponerse al orden imperante, mientras callan ante la manifiesta barbarie de quienes, guerras y terrorismo mediante, se empeñan en cerrar el mundo de manera ya definitiva.

¿Cuánto tiempo más seguiremos callando? ¿Cuánto tiempo más nos seguiremos creyendo los simulacros de paz de quienes solo aspiran a pisotear cualquier vestigio de libertad y dignidad en cualquier punto del planeta? ¿Cuánto tiempo más continuaremos diciendo que “todo va a ir mejor” (que “la humanidad se conciencia cada vez más”, que “el Imperio retrocede”, que “el mundo es cada vez más multilateral”…) mientras presenciamos impasibles cómo los Devoradores del Mundo, con sus criminales medios de desinformación, siguen arrasándolo todo con las más atroces violencias y mentiras? @FriedenFurAlle / LEx


¿Ataque de Estados Unidos a Siria “por error”? ¡Por favor!

1_8

Imagen: atv.pe

Según informa El País (18.9.16), el 17 de septiembre Estados Unidos lanzó un ataque aéreo en Siria, provocando la muerte de más de sesenta militares sirios. El Comando Central del Ejército estadounidense declara en un comunicado: “Las fuerzas de la coalición creyeron que estaban atacando una posición de lucha del ISIS que habían estado siguiendo durante un tiempo significativo antes del ataque. El ataque aéreo de la coalición fue parado inmediatamente cuando funcionarios de la coalición fueron informados por funcionarios rusos de que era posible que el personal y los vehículos golpeados fueran parte del Ejército sirio”.

Los gobiernos sirio y ruso no creen que este ataque se deba a un error. Y, a la luz de los acontecimientos y de la evolución de este conflicto, realmente no hay quien se lo crea. No olvidemos que el ejército más moderno y avanzado del mundo suele cometer este tipo de “errores”, que casualmente siempre benefician al Estado Islámico y demás grupos terroristas que atacan a Siria. Por ejemplo, en octubre de 2014 Estados Unidos lanzó en paracaídas armas supuestamente destinadas a los kurdos, pero que, mira por dónde, fueron a caer “por error” en manos del “Estado Islámico”.

Frente al modelo descaradamente imperialista de Bush, desde el principio Obama ha jugado a desplegar su smart power en Siria, logrando así desactivar protestas y reacciones contrarias como las suscitadas por la invasión abierta de Irak. Pero Obama sigue un plan de desestabilización de Siria y de todo Oriente Próximo trazado explícitamente ya desde 2003, con resultados tan imperialistas como los del presidente anterior (ver Verdades y mentiras sobre Siria (II): La guerra de Bush y Obama). Dentro de ese plan está el apoyo al “yihadismo”, en concreto al Daesh (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (III): Los planes del Imperio). @SItunberri / LEx


Francisco, ¿un papa comunista?

papa-francisco-comunista-01Respuesta al artículo “Solo un dios puede salvar España” del escritor Santiago Alba Rico.

Francisco (XXIV): ¿Un papa comunista?

Acceder a todos los artículos sobre el papa Francisco


La clave incuestionable del montaje del 11-S es el hundimiento del tercer rascacielos

maxresdefaultA las 8:46 del 11 de septiembre de 2001 un avión se estrelló contra la Torre Norte del World Trade Center (WTC) de Nueva York; a las 9:02 un segundo avión se estampó contra la Torre Sur. A las 9:59 se derrumba la Torre Sur y a las 10:28 la Torre Norte. Todos conocen estos datos.

Lo que muchos ignoran es que a las 17:25 el edificio WTC7, de 47 pisos, que no había recibido ningún impacto, cae debido a lo que todos los expertos afirman que fue una demolición controlada. Preparar una demolición de este tipo lleva días o semanas. Por tanto, mucho antes de los atentados alguien se encargó de preparar el WTC7 para su demolición. Hay muchas evidencias que apuntan a que las Torres Gemelas también fueron demolidas, a pesar de lo cual la versión oficial atribuye la caída al impacto de los aviones. Como nadie puede explicar por qué cayó el tercer rascacielos, el informe oficial y los grandes medios simplemente ocultan el decisivo dato de su demolición y hundimiento.

Hay mil evidencias más de que el 11-S no fue una sorpresa para los altos cargos del poder en Estados Unidos: ver nuestro Dossier 11-S / Al Qaeda / Bin Laden. @SItunberri / LEx


¿Sorprende que este notición no sea portada en los grandes medios?

urlLa noticia “Un asesor de Netanyahu pide a las potencias occidentales que no acaben con el Estado Islámico” publicada el 31 de agosto por el diario español Público, informa de un artículo escrito por Efraim Inbar, director de BESA, el centro de estudios estratégicos de una universidad israelí, «un influyente académico que realiza trabajos de asesoramiento retribuidos para el gobierno de Israel, el ejército israelí y la OTAN», cuyas opiniones «cuentan con un gran ascendiente en la política exterior de Israel y Occidente con respecto a Oriente Próximo».

Según Inbar, Obama «dice que quiere acabar con el Estado Islámico pero no envía tropas y se niega a reconocer que el principal problema de Occidente es Irán». Por ello, «la existencia continuada del Estado Islámico sirve a nuestros intereses» y «puede servir como herramienta para socavar los planes de Irán, Hizbolá, Siria y Rusia». Cree que «sería una buena idea prolongar la guerra en Siria». La noticia de Público además informa de que un general israelí y otro miembro destacado del BESA sostienen la misma posición.

A más de uno le chocará esta información; no a quienes llevamos años ofreciendo los datos que sitúan al Estado de Israel como uno de los principales apoyos del Estado Islámico (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (IV): El plan sigue siendo derrocar a Asad y ISIS is a US-Israeli Creation. Top Ten “Indications”).

Tampoco nos sorprende que, aunque casi todo el mundo considera que el Daesh es una de las principales amenazas para la seguridad mundial, los grandes medios de comunicación han silenciado por completo esta relevante información. @SItunberri / LEx


La religión del fútbol

14721455829221En su excelente artículo El fútbol, la religión del siglo XXI, el antropológo Manuel Mandianes expone con acierto la tesis (que no es novedosa) de que «la religión no se ha evaporado, sino que ha metamorfoseado en nuevas formas que definen la modernidad, y su más impresionante transformación quizá sea el fútbol». Según él, el fútbol «es un deporte, sí, pero para los aficionados es también un rito con himnos, cánticos, banderas, procesiones…» y, «a diferencia de la religión, salva el sentido de lo incondicional sin recurrir a Dios ni al absoluto».

Habría que precisar que el fútbol en parte sustituye a la religión, pero en gran medida se añade a ella (ver Diosas locales). Y las formas de religiosidad con las que se identifica la religión del fútbol no son las genuinamente espirituales, sino las más superficiales, aquellas que se corresponden con la llamada religiosidad popular, y por tanto incapaces de saciar la sed de trascendencia; de ahí la inflación de «himnos, cánticos, banderas, procesiones» y la extensión de la idolatría, concretada en el culto a nuevas reliquias (las camisetas de los jugadores) que se añade al de tradicionales (restos mortales de “santos”). Por tanto, el fútbol como religión vendría a reemplazar a la religión de masas que pretende salvar a través de múltiples mediaciones y rituales, y no fomentar la relación personal con Dios. Como dice Mandianes, «el fútbol sustituye el yo pienso por la relación que, aun no siendo dialogal, es presencial y, por lo tanto, trasciende la distancia entre el tú y el yo»

«Dios ha muerto, pero surgieron los ídolos que fomentan y mantienen la vida comunitaria; son factores de cohesión social y solidaridad aunque sólo sea por momentos», afirma el autor. Efectivamente; por eso en España el poder, al igual que anteriormente apoyaba la oficialidad del catolicismo (y en parte lo sigue haciendo), ahora, con la aquiescencia entusiasta de las masas, potencia a la selección española de fútbol como “marca España” y como factor de cohesión nacional; y su victoria se vende como victoria de “toda España” (incluyendo, lo quieran o no, a todos los españoles que no se identifican con esas victorias). Entidades privadas (Iglesia Católica, clubes de fútbol) tratadas como si fueran oficiales y públicas. Tras el nacionalcatolicismo (o además de él), el nacionalfutbolismo. @SItunberri / LEx


La cuestión clave en el asunto del “burkini”

Feeling-Threatened

“Prohibición del burkini: ¡Mi amenaza es mayor que tu amenaza!”

En nuestro artículo ¿Qué objetivo tiene la polémica sobre el “burkini”? ofrecimos trece puntos que hay que considerar en la polémica sobre esta prenda. En los últimos días el Consejo de Estado francés ha suspendido la prohibición del “burkini”; por otra parte, el ex presidente Sarkozy, que quiere presentarse a las elecciones presidenciales, ha afirmado que cambiaría la Constitución para prohibir esta vestimenta.

Se ha destacado la opinión de algunas mujeres musulmanas que creen que es una prenda opresora y que por tanto llevarla implica una “falsa libertad”. Es estupendo que estas mujeres luchen por sus derechos y generen debate en su comunidad. El problema no son las distintas convicciones sobre el “burkini”, sino –y esta es la cuestión clave– la prohibición y criminalización del uso de esta prenda, una medida que, además de ser injusta e inconstitucional, ha introducido una grave distorsión en el debate. Las propias musulmanas contrarias al uso del “burkini” consideran un error que existan leyes que lo prohíban. Y hasta ahora nadie ha conseguido explicar con sensatez qué beneficios puede traer que se esté multando a unas mujeres que quieren estar cubiertas en la playa. @SItunberri / LEx