‘Snowden’: contundente advertencia, pero con final demasiado optimista

450_1000Reseña de la película Snowden de Oliver Stone,
por Simón Itunberri.


Lo dicen descaradamente: todos llevaremos ‘chips’ en el cuerpo

Imagen1El País (15.7.15) ofrece acríticamente las ideas de Raymond McCauley, jefe de Biotecnología de Singularity University: Dentro de poco «podremos manipular el ADN de los niños para eliminar muchos de los riesgos que tienen de sufrir enfermedades a las que están predispuestos genéticamente».

«Para McCauley, todos llevaremos dispositivos dentro del cuerpo, con biosensores capaces de comunicarse con nuestro teléfono móvil para enviarle datos sobre el nivel de azúcar en sangre o para medir el ritmo cardiaco y controlar el riesgo de sufrir una cardiopatía. Para demostrarlo, practica con su propio cuerpo: en su mano tiene implantado un chip que monitoriza sus constantes: “Ya llevamos muchos dispositivos encima; ahora sólo queda que los llevemos dentro”».

El totalitarismo electrónico avanza cada vez más rápido ante la pasividad, incluso el entusiasmo, general. Parece que casi nadie se da cuenta de las gigantescas posibilidades de control social, incluso de esclavización, que llevar un chip en el cuerpo ofrece al Poder. LEx


Jean Ziegler: Atinada denuncia pero optimismo excesivo

14059994607217Jean Ziegler, vicepresidente del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, ofrece una vez más un lúcido análisis del funcionamiento del perverso sistema que nos atenaza (El Mundo, 22.7.14). Dice, por ejemplo: «Cada niño que muere de hambre en el mundo es asesinado. La masacre del hambre responde a un mecanismo criminal, empezando por la libre especulación en Bolsa con los alimentos de base».

También explica que los grupos financieros «detentan un poder mayor del que jamás haya tenido un emperador o un Papa. […] Esa oligarquía financiera se ha hecho incontrolable para la justicia de los estados, y […] escapa a todo control social». A pesar de ello, su visión del futuro no es pesimista, pues considera que «el futuro depende de nosotros, de que sepamos actuar y resolver los problemas» y que podemos cambiar el orden de este mundo «en función de la esperanza, de la justicia, de la solidaridad, de la libertad que cada uno lleva en sí». Estupendas perspectivas, si bien pasan por alto aspectos básicos de la naturaleza humana; de ahí que ya hace años advertimos sobre los peligros del optimismo humanista. LEx


Frase insensata de Punset

13900518964590“El papel del Estado será menor, devolverá al ciudadano su poder de decisión y opinión, es evidente” (Eduardo Punset, divulgador científico, El Mundo, 19.1.14). Ver más frases sensatas e insensatas.