La izquierda española perdona sus crímenes a Obama

captura‘Fort Apache’ es la tertulia que dirige Pablo Iglesias en HispanTV. El programa del 1 de octubre de 2016 estuvo dedicado a hacer un balance de los ocho años de presidencia de Obama.

En él, la mayoría de los participantes se dejan llevar por la gestualidad, las declaraciones, las apariencias… de Obama. ¿Pero qué ocurre con sus frutos? Con una mirada tan superficial, no es raro que ninguno, incluido el presentador, sea capaz de ver la esencial continuidad Bush-Obama. Parece que los ocho años del sangriento Barack no les han bastado para entender el smart power obámico ni para ver sus hazañas imperiales. Cuando se aludía a sus dejaciones y promesas incumplidas, se justificaba dando a entender que no podía hacer más; y cuando, tímidamente, se apuntaban sus fechorías, se insistía una y otra vez que no podían compararse con el precedente bushiano. Tampoco se comentó el fuerte retroceso durante estos años de los países progresistas y/o antiimperialistas en América Latina, al que no ha sido ajena la influencia del presidente de Estados Unidos.

Llaman a Obama (o a su gestión) “ingenuo”, “vacío”, “decepcionante”, “intelectual”, “buenista”, “hipocrático”, “introvertido”, “moderado”… pero a pesar de que mencionan repetidamente los drones, nadie le aplica el término que mejor se aplica a su presidencia: asesino. El campo de torturas de Guantánamo solo se cita una vez, lo mismo que Libia y Siria (y como agua pasada…). Del apoyo de Obama al golpe de estado contra Zelaya en Honduras, o contra Lugo en Paraguay, ni se habla…

La izquierda española pone el grito en el cielo, con toda lógica, frente a los gobiernos del PP, pero esa misma lógica se desvanece cuando se trata de criminales mucho mayores aún, como es el caso de Barack Obama y Hillary Clinton. Tras programas como este, o los dedicados a Trump y la propia Clinton, parece evidente que el entorno de Podemos está instalado en una visión ciega y complaciente de facto con los avances del Imperio. @FriedenFurAlle / LEx

Anuncios

Testigo directo de los horrores provocados por el Imperio

57e556bad5f89-r_1474954333848-0-21-620-340Vincent Emanuele combatió como marine en la guerra de Irak; hoy es un activista contra la guerra, bien formado y con ideas claras, como demuestra en una entrevista sin desperdicio al diario Público (27.9.16); destacamos algunas de sus declaraciones:

«Yo era el típico chico americano. Pensaba que la violencia molaba. […] “Jugábamos a la guerra” desde que tenía cuatro años. Veíamos las películas más violentas, que reforzaban la idea de que el ejército era algo bueno. Y jugábamos a videojuegos que hacían lo mismo.»

«Asesiné a gente, algunos de ellos inocentes. Muchos de mis camaradas en los Marines torturaron a prisioneros iraquíes y mutilaron los cuerpos de los fallecidos. Hacían fotografías de los cuerpos desmembrados y volvían a casa como drogadictos y alcohólicos. Hoy esos veteranos se matan a sí mismos en índices absurdos mientras los iraquíes aún tienen que soportar la ocupación estadounidense y el legado de décadas de locura del Tío Sam.»

«Todo Oriente Medio, buena parte del Norte de África y Asia oriental ha descendido al caos. Estados Unidos no solamente ha destruido Irak, sino que ha destruido o ayudado a destruir Afganistán, Libia, Siria, Palestina, el Líbano, Pakistán, Yemen, Somalia y muchos más.»

«Casi un tercio de las veteranas de guerra han sufrido de trauma sexual militar (MST, por sus siglas en inglés) durante algún momento de su servicio.»

«Son varios países en el mundo los que siguen militarizándose. Y todos los Estados nacionales han mejorado sus capacidades para el espionaje. Tenemos que crear un movimiento que sea capaz de tratar estas cuestiones. Por ahora ese movimiento no existe. Y lamento tener que decir que ni siquiera nos acercamos a su creación.»

«Tenemos que recordar a la gente que el ejército de EEUU, y todos los ejércitos en definitiva, tienen una función primaria, y ésa es matar a gente. El ejército es una fuerza de muerte y destrucción.» @SItunberri / LEx


Confirmado: el ataque químico de Siria en 2013 fue de los “rebeldes” apoyados por Obama/Clinton

seymour_hersh_01Cuando en agosto de 2013 se produjo un ataque con gas sarín en Guta (Siria), casi todos los medios culparon a Asad del crimen. Ya entonces expusimos numerosas pruebas de que el ataque mortal había sido realizado por los “rebeldes sirios” (ver Verdades y mentiras sobre Siria (III): Los ataques químicos).

Ahora el prestigioso periodista Seymour Hersh expone que, según un informe de inteligencia británico, el gas sarín usado entonces «no provino de los depósitos del Ejército sirio y que la antigua secretaria de Estado, Hillary Clinton, aprobó la creación de una línea de suministros de armas y componentes químicos desde Libia a los “rebeldes” sirios». «La Administración Obama culpó falsamente al gobierno de Bashar al Asad por el ataque de gas sarín con el fin de que sirviera como excusa para invadir Siria», algo previamente acordado entre Obama, Arabia Saudí, Turquía y Qatar.

«La operación de Obama buscaba crear una excusa para lo que Estados Unidos estaba haciendo en Siria y lo que había hecho ya en Libia» (asesinar a Gadafi y desestabilizar el país).

El artículo Hersh culpa a líderes norteamericanos del ataque químico de Guta ofrece más información sobre este tema. @SItunberri / LEx


Claves sobre Siria que casi todos ignoran

us-syria-flags-400x225Como expusimos en nuestro artículo Verdades y mentiras sobre Siria (II): La guerra de Bush y Obama, en 2007 el prestigioso periodista estadounidense Seymour M. Hersh explicaba que G. W. Bush apoyó operaciones clandestinas contra Irán y Siria en connivencia con Arabia Saudí, alentó una “Guerra Fría suní-chií” y apoyó a los Hermanos Musulmanes y al Frente Sirio de Salvación Nacional.

En un reportaje reciente, De militar a militar, Hersh ofrece numerosas claves para entender la situación actual de Siria (y del Oriente Próximo):

  • La distinción entre “rebeldes sirios moderados” y terroristas es una falacia: Estados Unidos arma a los extremistas, que controlan la oposición a Assad.
  • Altos mandos militares y del espionaje son conscientes de esta barbaridad, y actúan con la intención de cambiar esta política pro terrorista.
  • «Cables del Departamento de Estado dados a conocer por WikiLeaks prueban que la administración Bush trató de desestabilizar Siria y que esos esfuerzos prosiguieron bajo la administración Obama.»
  • Assad intentó acercarse al Estado de Israel para luchar contra el terrorismo, pero el gobierno sionista rechazó la proposición alegando que Assad “estaba acabado”.
  • Tras el asesinato de Gadafi, aumentaron los flujos de armamento a grupos terroristas: según un consejero de los jefes de estado mayor, «no había manera de detener las entregas de armas que habían sido autorizadas por el presidente [Obama]».
  • John Brennan, director de la CIA, quiso persuadir a Arabia Saudita de que cesara su respaldo a los combatientes extremistas en Siria. Los saudíes dijeron que no y «regresaron a su país para reforzar su apoyo a los extremistas pidiéndonos más respaldo técnico. Y nosotros dijimos “OK” y nos encontramos respaldando a los extremistas».
  • El presidente turco Erdogan apoya al Estado Islámico.
  • «Lo más contraproducente que Obama ha hecho, y eso perjudicó muchísimo nuestros esfuerzos por poner fin a los combates, ha sido declarar que “Assad tiene que irse como condición previa a las negociaciones”» (diplomático estadounidense).
  • Tulsi Gabbard, representante demócrata de Hawái: «Las cosas que se cuentan sobre Assad en este momento son las mismas que se decían sobre Gadafi, las mismas que se decían sobre Sadam Huseín por parte de quienes se pronunciaban a favor de que Estados Unidos […] derrocara esos regímenes […]. Si eso sucede en Siria, llegaremos a una situación donde habrá mucho más sufrimiento, mucha más persecución de minorías religiosas y de cristianos en Siria, y nuestro enemigo será mucho más fuerte.»

LEx


EEUU promete hacer… lo contrario de lo que llevan décadas haciendo

Imagen1Obama ha declarado: «Destruir [a Daesh] no es solo un objetivo realista, vamos a hacer que se cumpla». «Les destruiremos», dice el presidente de Estados Unidos. «Recuperaremos las tierras en las que se encuentran actualmente, les quitaremos su financiación, perseguiremos a sus líderes, desmantelaremos sus redes, sus líneas de suministro y les destruiremos» (Antena3, 22.11.15).

Hace más de un año que Obama empezó los bombardeos en Siria. ¿Qué ha conseguido? Que el Estado Islámico se fortalezca. ¿Por qué? Porque es evidente que no hay ningún interés del Imperio por eliminar esa amenaza. Estados Unidos lleva años financiando y apoyando a los “rebeldes sirios”, que no son más que grupos de la amalgama terrorista que lucha contra el presidente sirio Asad (y en su día masacraron a Gadafi y a su régimen con apoyo occidental), en el contexto de los cuales ha surgido el Estado Islámico o Daesh. Todo responde a un plan imperial de fragmentación de Oriente Próximo, heredado de administraciones anteriores (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (III): Los planes del Imperio). Desde que Reagan alabara a los muyahidines como “luchadores de la libertad”, Estados Unidos ha apoyado a todo tipo grupos terroristas en la región, y Obama lo sigue haciendo.

Si la potencia militar más gigantesca de la historia no ha dañado al Estado Islámico en todo este tipo es porque no lo ha combatido realmente (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (IV): El plan sigue siendo derrocar a Asad), dado que el objetivo siempre ha sido derrocar a Asad, que por cierto es el único que ha defendido a los cristianos de la región (ver ¿Pretende Obama proteger a los cristianos de Irak y Siria?). Incluso en octubre de 2014 Estados Unidos lanzó desde aviones armas que supuestamente iban destinadas a los kurdos, pero “accidentalmente” cayeron en manos del Estado Islámico. Recientemente hemos visto un vídeo en el que un helicóptero estadounidense escolta a una de las largas caravanas de Toyotas último modelo con que desde hace años el Daesh se mueve con total impunidad por Siria e Irak (sin que ningún de los drones de Obama, esos que masacran paquistaníes una semana sí y otra también, los haya atacado jamás).

Obama dice que “sería útil” que Rusia dirigiera su foco en combatir a Daesh, cuando Rusia está siendo el único país que colabora con Siria para luchar contra los terroristas (por eso Turquía, aliada del Estado Islámico y beneficiaria de su petróleo, ha abatido un avión ruso). Los amos del mundo nos cuentan la historia al revés, los medios del Sistema lo reproducen masivamente y la ignorancia general convierte las falsedades en verdades universales. LEx


Todo empezó en Irak…

La crisis de los refugiados que sacude ahora a Europa, y el caos en Oriente Próximo y en el norte de África, parecería que se deben a la fatalidad. Pero el eurodiputado de IU Javier Couso recuerda en este vídeo de dos minutos que todo empezó en Irak. En realidad empezó antes, con el apoyo de Estados Unidos a los integristas islámicos en Afganistán en los ochenta.

En cualquier caso, el caos actual es consecuencia de las desastrosas “intervenciones” (invasiones, guerras, terrorismo) promovidas en Irak, Libia y Siria por los gobiernos criminales que ahora dicen querer solucionar el asunto… enviando más tropas y con más bombardeos. LEx


Una OTAN incapaz y un Estado Islámico todopoderoso: ¿Creíble?

saudi-isil-cartoon1-300x295

Imagen: globalresearch.ca

En su artículo Siria: empieza el fin de la guerra, Nazanín Armanian analiza, entre otros datos, el que la OTAN haya informado de que ya está preparada para una intervención contra el Estado Islámico (EI) en Libia y en Siria. «Pero, ¿no está interviniendo allí una coalición de una veintena de países liderados por EEUU “anti-EI”? Cómo se ríen a carcajadas de la inteligencia del planeta entero, insinuando que unos dos o tres mil individuos montados en Toyotas y armados con dagas no pueden ser derrotados por cerca de medio millón de soldados vinculados a la OTAN en la zona, con armas mortíferas» como las que nunca habían existido…

Efectivamente, hace un año que EEUU empezó una intervención abierta en la zona, supuestamente contra el EI, y desde entonces éste no ha hecho más que avanzar. Mientras en Pakistán Obama asesina constantemente con drones a supuestos yihadistas (y de paso a montones de civiles), en Irak y Siria pequeños grupos islamistas asolan el territorio y ocupan ciudades impunemente, ¿y el Imperio no puede hacer nada? La propaganda es más fuerte que el sentido común… LEx