Netanyahu defiende la ley del más fuerte

5b8717a008f3d96c218b4567Declaraciones nítidamente supremacistas del actual responsable directo del genocidio palestino:

«Los débiles se derrumban, son masacrados y borrados de la historia, mientras que los fuertes, para bien o para mal, sobreviven. Los fuertes son respetados, y las alianzas se hacen con los fuertes, y al final la paz se hace con los fuertes. Pero nuestros enemigos saben muy bien lo que Israel es capaz de hacer» (Benjamín Netanyahu, primer ministro de “Israel”, RT, 29.8.18).

Nótese, además, que ahí Netanyahu está de facto legitimando las masacres e incluso el propio genocidio de los “débiles”.

¿Y todavía hay quien se sorprende de que los llamemos sionazis?– @FriedenFurAlle / LEx

Ver más frases sensatas e insensatas.

Anuncios

Barenboim, contra el sionismo supremacista

15324155751902Después de que el Parlamento del Estado de Israel haya aprobado una ley que declara «la Tierra de Israel como la patria histórica del pueblo judío» y al Estado sionista como «el Estado-nación del pueblo judío», el gran músico argentino-israelí Daniel Barenboim escribe una columna en el diario Haaretz (publicada en español por El País) en la que dice: «Hoy me avergüenzo de ser israelí». Califica la nueva ley como «una clara forma de apartheid» que «confirma a la población árabe como ciudadanos de segunda». Según él, «el gobierno israelí reemplaza el principio de igualdad por el nacionalismo y racismo».

Barenboim pone sobre la mesa una realidad que muchos otros judíos vienen denunciando desde hace décadas: el auténtico judaísmo, aquel que defiende los valores bíblicos de justicia e igualdad, está siendo sido secuestrado por una nueva religión: el sionismo, un movimiento nacionalista, racista y supremacista. Afortunadamente, aún quedan auténticos judíos que se rebelan contra esta suplantación. @SItunberri / LEx


BN: Cada vez más judíos estadounidenses protestan contra la violencia del Gobierno de Israel

El Diario, 20.5.18

CapturaLa masacre de esta semana de docenas de palestinos a manos de soldados israelíes en Gaza ha provocado nuevas protestas de grupos de judíos estadounidenses progresistas que rechazan la ubicación de la embajada estadounidense en Jerusalén y que consideran que los gobiernos de Donald Trump y Benjamin Netanyahu son enemigos de la paz en la región.

Grupos como IfNotNowJewish Voice for Peace (Voz Judía por la Paz), J Street Jews for Racial and Economic Justice (Judíos por la Justicia Racial y Económica) y otros comenzaron a intensificar las protestas –manifestaciones, vigilias y reuniones comunitarias– a fines de marzo, cuando las fuerzas israelíes mataron a 17 palestinos e hirieron a al menos 1.400 personas más en Gaza. […]

“A menudo, organizaciones como Jewish Voice for Peace sufren presiones de otras instituciones judías porque reclamamos por los derechos de los palestinos”, dice [Rebecca] Vilkomerson [directora ejecutiva de Jewish Voice for Peace]. “Sin embargo, hay mucha gente que se siente alienada del judaísmo por la forma en que las instituciones judías apoyan a Israel sin ningún cuestionamiento. La gente se acerca a nosotros y se reencuentra con su parte judía gracias a comunidades como la nuestra”. […]


Testigo directo de los horrores provocados por el Imperio

57e556bad5f89-r_1474954333848-0-21-620-340Vincent Emanuele combatió como marine en la guerra de Irak; hoy es un activista contra la guerra, bien formado y con ideas claras, como demuestra en una entrevista sin desperdicio al diario Público (27.9.16); destacamos algunas de sus declaraciones:

«Yo era el típico chico americano. Pensaba que la violencia molaba. […] “Jugábamos a la guerra” desde que tenía cuatro años. Veíamos las películas más violentas, que reforzaban la idea de que el ejército era algo bueno. Y jugábamos a videojuegos que hacían lo mismo.»

«Asesiné a gente, algunos de ellos inocentes. Muchos de mis camaradas en los Marines torturaron a prisioneros iraquíes y mutilaron los cuerpos de los fallecidos. Hacían fotografías de los cuerpos desmembrados y volvían a casa como drogadictos y alcohólicos. Hoy esos veteranos se matan a sí mismos en índices absurdos mientras los iraquíes aún tienen que soportar la ocupación estadounidense y el legado de décadas de locura del Tío Sam.»

«Todo Oriente Medio, buena parte del Norte de África y Asia oriental ha descendido al caos. Estados Unidos no solamente ha destruido Irak, sino que ha destruido o ayudado a destruir Afganistán, Libia, Siria, Palestina, el Líbano, Pakistán, Yemen, Somalia y muchos más.»

«Casi un tercio de las veteranas de guerra han sufrido de trauma sexual militar (MST, por sus siglas en inglés) durante algún momento de su servicio.»

«Son varios países en el mundo los que siguen militarizándose. Y todos los Estados nacionales han mejorado sus capacidades para el espionaje. Tenemos que crear un movimiento que sea capaz de tratar estas cuestiones. Por ahora ese movimiento no existe. Y lamento tener que decir que ni siquiera nos acercamos a su creación.»

«Tenemos que recordar a la gente que el ejército de EEUU, y todos los ejércitos en definitiva, tienen una función primaria, y ésa es matar a gente. El ejército es una fuerza de muerte y destrucción.» @SItunberri / LEx


El gobierno de Rajoy y los derechos humanos

En siete minutos, Pablo Bustinduy, diputado de Podemos, expone verdades como puños sobre la supuesta preocupación del gobierno de Mariano Rajoy por los derechos humanos:

 


El bebé quemado vivo, la ocupación de Cisjordania y Netanyahu

1438538710_745942_1438538906_noticia_normalDavid Grossman es un conocido escritor israelí considerado “de izquierdas” pero que en realidad se limita a mantener una línea algo crítica con ciertas políticas del estado sionista. Precisamente puede resultar valioso su análisis sobre la muerte de un bebé palestino quemado vivo en el ataque de colonos israelíes a su vivienda. Dice que «lo que resulta difícil de entender es cómo el jefe del Gobierno y sus ministros no se percatan de los vínculos entre el fuego que han estado avivando durante décadas y las llamas de los últimos acontecimientos». Demasiado benevolente lo de que “no se percatan”, pero lo cierto es eso: «¿Cómo no ver el nexo entre la ocupación de Cisjordania, que dura ya 48 años, y esa realidad oscura y fanática que se ha creado en los márgenes de la conciencia israelí?» (El País, 3.8.15).

Continúa Grossman: «La visión del mundo que ha cristalizado en la conciencia de un pueblo conquistador al cabo de casi cincuenta años de ocupación» es que «hay dos tipos de seres humanos. Y de que el hecho de que uno está sometido al otro significa, probablemente, que por su propia naturaleza es inferior. Es, por así decirlo, menos “humano” de los que le han conquistado. Y esto lleva a que ciertas personas con determinada estructura mental arrebaten la vida a otros seres humanos con escalofriante facilidad, incluso cuando ese ser humano es un niño de tan solo un año y medio».

Grossman no lo dice, pero no hay que olvidar que Netanyahu mató el año pasado en Gaza a más de cien niños palestinos. LEx


BN: El boicot contra Israel obliga a retirarse de los territorios ocupados a una multinacional

Público, 21.4.15

5536982f72e43El triunfo más sonado hasta ahora en la ya larga campaña de boicot contra la ocupación militar israelí de Cisjordania y Gaza acaba de producirse, suscitando un importante aliciente para quienes apoyan el final de la ocupación, entre los que se cuentan innumerables ciudadanos occidentales pero no sus respectivos gobiernos.

La gigantesca corporación francesa Veolia ha confirmado a principios de abril la venta de todas sus inversiones en Israel y en los territorios ocupados a un consorcio de California, Oaktree Capital Management, al no poder resistir las enormes pérdidas que le ha causado la pertinaz campaña de boicot que se lanzó en Bilbao en noviembre de 2008. […]

Diez ayuntamientos de Irlanda y del Reino Unido han rechazado contratos con Veolia y otras 25 corporaciones locales europeas –incluidas las de Londres, Estocolmo y Boston- no le han renovado contratos por el mero hecho de tener negocios en los territorios ocupados. […]

Ver más Buenas Noticias (BN)