Daesh, Estados Unidos y el genocidio de los cristianos sirios

h

Imágenes: hispanidad.com y elnacional.com.do

Los cristianos de Siria conocen la realidad que viven, por eso no se dejan engañar por la propaganda imperial (ver ¿Pretende Obama proteger a los cristianos de Irak y Siria?). Y por eso los medios del sistema, que dicen defenderlos, los silencian sistemáticamente. Fieles de diferentes confesiones, pertenecientes a la jerarquía o no, intentan hacer oír su voz (ver Verdades y mentiras sobre Siria (IX): Asad, los sirios y la guerra).

El arzobispo sirio-católico Jacques Behnan Hindo ha comentado las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en las que afirmaba que el Estado Islámico o Daesh «es responsable por genocidio contra grupos en las áreas bajo su control, incluyendo a yazidíes, cristianos y musulmanes chiitas. Daesh es genocida por autodefinición, por ideología, y por sus acciones, en lo que dice, por lo que cree y por lo hace» (Fides, 18.3.16).

Según el arzobispo Hindo, «la proclamación del genocidio se realiza orientando la atención hacia el Daesh y censurando toda la complicidad y los procesos histórico-políticos que llevaron a la creación del monstruo yihadista, desde la guerra librada en Afganistán contra los soviéticos mediante el apoyo a los grupos islamistas armados. Se quiere borrar de un golpe todos los factores extraños que dieron lugar a la aparición repentina y anómala del Daesh. Mientras que sólo hasta hace poco, Turquía y Arabia –países aliados de los Estados Unidos– presionaban para que los yihadistas de Al-Nusra tomasen distancia de la red de Al Qaeda, con el fin de ser clasificados y tal vez incluso ayudados por Occidente como ‘rebeldes moderados’…».

En su opinión, «la intervención rusa en Siria ha aumentado la autoridad de Moscú en un amplio sector de los pueblos de Oriente Medio, no sólo entre los cristianos. Los círculos de poder de los Estados Unidos temen esto, y por ello han decidido jugar la carta de la protección de los cristianos. Parece que estamos de vuelta al siglo XIX, cuando la protección de los cristianos de Oriente Medio era un instrumento de las operaciones geopolíticas para aumentar la influencia en la región».

Según Hindo, también es engañoso presentar a los cristianos como las víctimas exclusivas o prioritarias del Daesh: «Esos locos matan a chiítas, alawitas y también a todos los sunitas que no se someten a ellos. De los 200.000 muertos en el conflicto sirio, los cristianos representan una mínima parte. Y repito, en ciertos casos a los cristianos se les permite escapar o pagar la cuota de sumisión, mientras que para los no cristianos sólo queda la muerte».


Claves sobre Siria que casi todos ignoran

us-syria-flags-400x225Como expusimos en nuestro artículo Verdades y mentiras sobre Siria (II): La guerra de Bush y Obama, en 2007 el prestigioso periodista estadounidense Seymour M. Hersh explicaba que G. W. Bush apoyó operaciones clandestinas contra Irán y Siria en connivencia con Arabia Saudí, alentó una “Guerra Fría suní-chií” y apoyó a los Hermanos Musulmanes y al Frente Sirio de Salvación Nacional.

En un reportaje reciente, De militar a militar, Hersh ofrece numerosas claves para entender la situación actual de Siria (y del Oriente Próximo):

  • La distinción entre “rebeldes sirios moderados” y terroristas es una falacia: Estados Unidos arma a los extremistas, que controlan la oposición a Assad.
  • Altos mandos militares y del espionaje son conscientes de esta barbaridad, y actúan con la intención de cambiar esta política pro terrorista.
  • «Cables del Departamento de Estado dados a conocer por WikiLeaks prueban que la administración Bush trató de desestabilizar Siria y que esos esfuerzos prosiguieron bajo la administración Obama.»
  • Assad intentó acercarse al Estado de Israel para luchar contra el terrorismo, pero el gobierno sionista rechazó la proposición alegando que Assad “estaba acabado”.
  • Tras el asesinato de Gadafi, aumentaron los flujos de armamento a grupos terroristas: según un consejero de los jefes de estado mayor, «no había manera de detener las entregas de armas que habían sido autorizadas por el presidente [Obama]».
  • John Brennan, director de la CIA, quiso persuadir a Arabia Saudita de que cesara su respaldo a los combatientes extremistas en Siria. Los saudíes dijeron que no y «regresaron a su país para reforzar su apoyo a los extremistas pidiéndonos más respaldo técnico. Y nosotros dijimos “OK” y nos encontramos respaldando a los extremistas».
  • El presidente turco Erdogan apoya al Estado Islámico.
  • «Lo más contraproducente que Obama ha hecho, y eso perjudicó muchísimo nuestros esfuerzos por poner fin a los combates, ha sido declarar que “Assad tiene que irse como condición previa a las negociaciones”» (diplomático estadounidense).
  • Tulsi Gabbard, representante demócrata de Hawái: «Las cosas que se cuentan sobre Assad en este momento son las mismas que se decían sobre Gadafi, las mismas que se decían sobre Sadam Huseín por parte de quienes se pronunciaban a favor de que Estados Unidos […] derrocara esos regímenes […]. Si eso sucede en Siria, llegaremos a una situación donde habrá mucho más sufrimiento, mucha más persecución de minorías religiosas y de cristianos en Siria, y nuestro enemigo será mucho más fuerte.»

LEx


Arabia Saudí (el otro Daesh) busca guerra con Irán

nimr-al-nimr

Imagen: fpif.org

«Detenido el 8 de julio de 2012 tras ser herido de bala, el jeque chiita Nimr Baqer al-Nimr había sido condenado a muerte el 15 de octubre de 2014 por defender los derechos de los prisioneros y desobedecer a la familia real de Arabia Saudita. A las ejecuciones de Riad solo les faltan los vídeos al estilo del Emirato Islámico» (Red Voltaire, 3.1.15).

La analista Nazanín Armanian explica que, en el contexto de la crisis de liderazgo de Arabia Saudí tras la muerte del rey, con este asesinato «Arabia Saudí busca golpear a Irán, Siria y Yemen tras no vencer militarmente». Ella (exiliada iraní en España) considera que la respuesta de Irán  debe ser prudente, ya que no se enfrenta a Arabia Saudí, sino a la OTAN, protectora y aliada de este régimen terrorista (y de su hijo el Estado Islámico). «No queremos más guerras. Irán no debe caer en la trampa, hay que dialogar». LEx


Contra las “intervenciones humanitarias”

5654d11ef3538.r_1448440584249.0-41-400-247El profesor Jean Bricmont lleva años analizando y denunciando la falsedad del propio concepto de “intervención humanitaria” (ver Verdades y mentiras sobre Siria (XI): La “intervención humanitaria”). Ofrecemos algunos extractos de una entrevista que conviene leer completa (Público, 24.11.15):

«El problema con los intelectuales es que les encanta pretender que son críticos del poder cuando en realidad lo legitiman. Por ejemplo, lamentarán que nuestros gobiernos occidentales no hacen lo suficiente para promover nuestros valores (a través de intervenciones y subversiones), lo que, por descontado, refuerza el concepto de que “los nuestros” o “nuestros gobiernos” hacen eso de buena voluntad, algo de lo que conviene dudar, como trato de explicar en mi libro.

»Estos intelectuales en ocasiones son criticados, ¿pero por quién? En general por figuras marginales, creo. Siguen dominando en los medios de comunicación y en la esfera intelectual. […]

»El discurso público ha ido de mal a peor, al menos en Francia. Este hecho está relacionado con la censura constante, ya sea a través de demandas legales o campañas de demonización, o del discurso políticamente incorrecto, en el que se incluye a quienquiera que cuestione el discurso dominante sobre los crímenes de nuestros enemigos y las justificaciones para las guerras. […]

»Por supuesto, los movimientos de los rusos [en Siria] pueden demostrarse como equivocados y pueden debatirse desde un punto de vista pacifista, pero la cuestión fundamental es la siguiente: ¿Quién empezó a desmantelar el orden internacional basado en la Carta de la ONU y la premisa de igual soberanía de todas las naciones? La respuesta, obviamente, es los Estados Unidos y sus aliados (en los viejos tiempos, uno estaba acostumbrado a decir lacayos). Rusia sólo está respondiendo a ese desorden y lo hace a través de vías legales.»


El “pacto antiyihadista” en España no sirve para nada

14485453200584El 26 de noviembre de 2015 Ciudadanos, Unión Progreso y Democracia, Unió Democrática de Catalunya y Partido Aragónes Regionalista se sumaron al pacto antiyihadista firmado en febrero por el Partido Popular y el PSOE (ver el texto completo aquí).

Ese pacto no sirve prácticamente para nada, porque no tiene en consideración la realidad sobre el origen del terrorismo “islamista” (o, más correctamente, islamoide). En octubre de 2014 ya señalamos la única forma efectiva en que se puede hacer frente al Estado Islámico (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (V): ¿Qué se debería hacer?):

«–La clave sería detener la financiación: Estados Unidos y sus aliados en la región y en Europa deben dejar de financiar a los terroristas, llámense “rebeldes sirios” o Estado Islámico (ya hemos visto que son los mismos). “Si Obama realmente quisiera acabar con el terrorismo suní, debería actuar contra el Pentágono y también contra Arabia Saudí, convertida en su cajero automático, según WikiLeaks y según Hillary Clinton. Si un grupo no recibe financiación, desaparece […]. Para erradicar el terrorismo de grupos (otra cosa es de los Estados) habría que tocar sus raíces políticas, económicas, sociales, culturales, etcétera. Eso es pedir mucho a Estados Unidos, que solo sabe desenfundar pistolas: por cada familia asesinada, decenas de jóvenes cogerán un arma, destruyendo lo que encuentren a su paso. No, no ha fallado la ‘guerra contra el terror’ sino que Washington se niega a soltar este huevo de oro en su política exterior, destinado a mantener su poder militar” (N. Armanian, Público, 15.9.14).

»–Cualquier acción tomada sobre esa región requiere de un análisis previo de las causas por las que se encuentra en semejante inestabilidad, y la consiguiente depuración de responsabilidades. Eso implicaría que Estados Unidos en especial, además de sus aliados, se retiraran por completo de la región y, como principales devastadores, financiaran un amplio plan de paz y de reconstrucción que desarrollarían países y organizaciones neutrales. Ese plan intensificaría al máximo estrategias de desarrollo económico, integración regional, reconciliación, justicia, convivencia, educación para la paz…

»–Para proteger a poblaciones en riesgo, habría que contar con las tropas que hasta ahora han protegido a minorías como los cristianos (en Siria lo ha hecho el ejército de Asad), o quizá con cascos azules de la ONU, siempre y cuando su despliegue estuviera supervisado por observadores independientes que garanticen el respeto a los derechos humanos.

»Por supuesto, imaginar que estas condiciones puedan llegar a producirse en un mundo dominado por el Imperio y por la maldad humana en general es un sueño (máxime si casi nadie lo exige, y los países que lo hacen son los apestados y excluidos de la “comunidad internacional”); pero es lo que éticamente debería hacerse. Lamentablemente, no ocurrirá. Quienes tienen esperanza en que este mundo tiene solución humana, que se vayan preparando para lo peor…». LEx


No a la guerra y a la propaganda que la sustenta

a-chivoPodemos y debemos decir “No a la guerra”, pero eso no basta. Las cosas han evolucionado de tal modo que se les han puesto muy de cara a los belicistas. “¿Qué queréis, que nos dejemos matar?”, profieren muchos de ellos.

Para hacer frente a acusaciones como esta, resulta imprescindible contar con suficiente bagaje crítico frente a la propaganda oficial. En este breve artículo se formulan varias preguntas que podrían cuestionar radicalmente el discurso oficial.


Francia e Israel inician una nueva guerra en Irak y en Siria

1_-_1-148-2-87319Así se titula el artículo de Thierry Meyssan (Red Voltaire, 23.11.15) del que extractamos algunos párrafos:

«[En] la cumbre del G20 en Antalya […] el presidente ruso, Vladimir Putin, denunció, sin nombrarlos, los Estados participantes en la conferencia que apadrinan el Emirato Islámico. Mostró a sus colegas fotos satelitales de los convoyes de camiones-cisterna que atraviesan Turquía para vender el petróleo que la organización terrorista roba en Irak y en Siria. […] El presidente turco Recep Tayyip Erdogan se mostró afectado. Según la oposición turca, Bilal Erdogan (el hijo del presidente) dirige personalmente ese tráfico. […]

»El US Central Command bombardeaba –por primera vez en año y medio– dichos camiones-cisterna en Irak, mientras que la aviación rusa destruía gran cantidad de ellos en Siria. Rusia y Estados Unidos han obligado a Francia a unirse a esa operación. Fingiendo una reacción ante los atentados perpetrados en París, el presidente Hollande anunció sin sonrojarse que estaba ordenando a las fuerzas armadas de Francia que procedieran a bombardear objetivos del Emirato Islámico en Siria […].

»Los organizadores de la guerra se han dado cuenta de que ya no tienen posibilidades de seguir actuando contra Siria. Y por eso se han puesto de acuerdo para retomar y continuar el programa que ya condujo, en 2012, a la creación de Sudán del Sur. […] Después de haber utilizado el Emirato Islámico para crear un Sunnistán, sería conveniente crear un Kurdistán. […]

»A la luz del derecho internacional, la creación de un seudo Kurdistán en territorios no kurdos no tiene ninguna legalidad. Su único objetivo, al igual que la creación de Sudán del Sur, es atrapar a los principales Estados árabes (Egipto, Siria e Irak) en una tenaza para realizar el sueño israelí de expansión desde el Nilo hasta el Éufrates.»