Judíos antisionistas

Imagen: mrzine.monthlyreview.org

Imagen: mrzine.monthlyreview.org

El sionismo es un movimiento nacionalista radical y etnicista que hace un siglo era muy minoritario entre los judíos. Fue en el periodo de entreguerras y durante la Segunda Guerra Mundial cuando fue tomando impulso, hasta convertirse tras la creación de “Israel” en una corriente hegemónica. Pero no todos los judíos son sionistas. En momentos como este, en que el estado sionista ataca brutalmente a los palestinos, muchos lo olvidan, y se refieren a este estado identificándolo con “los judíos” (algo en parte comprensible, siendo que el propio fundamento de esta entidad política es étnico y exclusivista; de hecho, se define constitucionalmente como “Estado judío”).

Resulta del máximo interés leer el comunicado de la Red Judía Antisionista Internacional, en el que analizan la situación actual y sus raíces, y hacen afirmaciones como la siguiente: «El sionismo es racista. Demanda poder político, económico y legal para las personas y culturas judías y europeas por encima de los pueblos y las culturas autóctonas. El sionismo no solo es racista sino antisemita».

Otros movimientos judíos a favor de la dignidad son los pacifistas Jewish Voice for Peace y Tikkun (webs en inglés). LEx


Un estado “teocrático” contra Dios

santiago-auseron-juan-perro-20-07-14-aEl cantante Santiago Auserón comparte en Facebook sus reflexiones sobre la masacre de Gaza. Algunas de sus frases son: «Israel fuerza las normas más allá de toda razón porque el propósito de sus dirigentes no es la convivencia, sino la anexión de territorios, la sumisión del enemigo o su exterminio». «El Estado teocrático y militarizado de Israel contradice a su propio Dios obedeciendo a un entramado de intereses más bien endemoniados, de rostro oscuro e hipócrita, alejado del escenario del conflicto». «¿Quién está engañando a los colonos invasores? También está escrito en el viejo Libro: la vida nunca germinará donde se siembra el odio». LEx


Apoyo judicial a la militarización forzosa de civiles

-EDS__397026.JPG de Reporteros ABC--0DON5059.jpg-Informa ABC (28.5.14) de que Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo «ha desestimado el recurso presentado por el sindicato de controladores USCA contra los dos decretos del viernes 3 de diciembre de 2010 por los que el Gobierno declaró el estado de alarma y militarización, encomendando transitoriamente al Ministerio de Defensa las facultades de control del tránsito aéreo civil, tras el cierre del espacio aéreo español».

El sindicato USCA pone en duda la legalidad de la medida, no sin razón, como explicamos en nuestra serie de artículos sobre el asunto (partes I, II, III y IV), en los que además se explica el grave atentado contra el estado de derecho que supuso la medida del gobierno de Zapatero/Rubalcaba. LEx


Quieren otro Pinochet

06df8383c2b809cff5a9c7a96a03fc1b_articlePor si alguien tenía dudas de qué fuerzas e intereses han promovido el golpe de estado y el conflicto en Ucrania, la revista Forbes contribuye a aclararlo (evidenciando, de paso, qué fuerzas e intereses están detrás de la famosa revista): «La Ucrania de hoy, igual que el Chile de 1973, está viviendo cambios históricos. El proceso no es fácil y parece que el país no podrá pasarlo sin ‘un Pinochet’ ucraniano. Sin él, puede ser que no haya ni reformas» (RT, 26.5.14). No sabemos si esta propuesta también incluye repetir los miles de asesinados, torturados y desaparecidos bajo el régimen del golpista chileno, aunque, por algunos hechos que vienen sucediendo estos días, se diría que los actuales dirigentes ya están en ello…LEx


¿Quiénes son los piratas en Somalia?

images“Los militares españoles cercan a los piratas en Somalia” (‘La Razón’, 8.7.13). El gobierno español, junto a otros de la Unión Europea, tiene desplegadas tropas en las aguas somalíes en el marco de la Operación Atalanta de lucha contra la piratería. El vídeo ¡Piratas! explica que estos grupos armados somalíes surgieron como respuesta al expolio ilegal de los recursos pesqueros de la zona y a agresiones como el vertido de residuos altamente tóxicos por parte de las potencias europeas, aprovechando el vacío de poder por la guerra civil somalí. Esas mismas potencias se gastan ahora ingentes cantidades de dinero de los contribuyentes para que sus ejércitos protejan a la flota pesquera europea (esta sí pirata) que sigue esquilmando los recursos marinos.


Militarización de la vida civil

Informa ‘El País’ (1.7.13) que según el código militar vigente, los tribunales militares pueden juzgar a civiles “en tiempo de guerra”. «Pero las guerras ya no se declaran sino que se hacen; así que Defensa ha tomado la calle de en medio en el nuevo Código Penal Militar. Donde ponía “en tiempo de guerra”, ha puesto “en situación de conflicto armado”. El problema es que no explica qué es un conflicto armado, ni quién lo declara, ni cuándo empieza. Se cambia un concepto tasado, la declaración de guerra, por otro indeterminado». Como era de esperar, y siguiendo la imparable tendencia mundial, vamos hacia una militarización liberticida.