¿Alcaldesas perpetuas?

20160831-1a¿Es aceptable la designación de María como “alcaldesa perpetua” que se realiza en muchos municipios españoles?

¿Alcaldesas perpetuas?

Anuncios

‘El País’ al servicio del papado

1485022162_846725_1485032139_sumario_fotogramaCualquiera bien informado sabe que El País hace tiempo que es un medio reaccionario al servicio de los grandes poderes globales. Aun así, mantiene algunas parcelas de enfoque laicista, parcelas que desde la llegada de Bergoglio al poder papal están siendo invadidas cada vez más por un discurso confesionalista. De momento, el culmen de este proceso se puede ver en la entrevista al papa publicada el 21 de enero y el editorial del día 24.

En la primera, los entrevistadores se dirigen constantemente al “Santo Padre” casi con devoción: le preguntan sobre “aquel cura callejero que llegó de Buenos Aires a Roma” (cuando lo cierto es que quien llegó fue un obispo superpoderoso), poniendo en bandeja la respuesta populista de Bergoglio: “No puedo hacer todo lo que quiero, pero el alma callejera está y ustedes lo ven». Ni una sola pregunta incómoda (naturaleza político religiosa de su iglesia-Estado, infinitas posesiones inmobiliarias en muchos países –aumentadas mediante inmatriculaciones en España–, concordatos repletos de privilegios, protección de encubridores de pederastia…). Toda la entrevista es el colmo del “peloteo” periodístico y la autocomplacencia papal: «El poder no lo tengo yo. El poder es compartido», dice Bergoglio, falseando la realidad, como se explica aquí.

El editorial afirma que «el papa Francisco ha dado a la Iglesia católica una influencia global como no había tenido en décadas»; presentan esta realidad, que para cualquier progresista sería una tragedia, como si fuera algo muy positivo. Es más, El País considera que «lo más importante es que Jorge Bergoglio sabe que un líder debe ganarse la simpatía y la credibilidad para, en pasos posteriores, tratar de emplearlas en lograr sus objetivos». Es decir, celebran que el papado pueda conseguir sus objetivos, y que para ello recurra a la simpatía.

Siempre estuvo claro que Bergoglio fue puesto para ganarse a la progresía; pero no deja de sorprender que esta se deje ganar tan fácilmente… @SItunberri / LEx


BN: La Iglesia Luterana Noruega deja de depender de forma directa del Estado

Télam, 31.12.16

biskop-helga

Imagen: ReL

[…] La Iglesia Luterana Noruega dejará de depender de forma directa del Estado a partir de mañana, 1 de enero de 2017, culminando un proceso iniciado la década pasada y que convertirá a este país oficialmente en un Estado laico.

Los más de 1.700 pastores dejarán de ser empleados públicos nombrados por el Estado, que ya no dirigirá en última instancia a la Iglesia, sino un Consejo Eclesiástico elegido por sus propios miembros […].

El rey Harald V no será la máxima autoridad de la Iglesia y desaparecerá también la obligación formal de que la mitad del gobierno profese la religión protestante. […]

Aunque las dos instituciones estarán formalmente separadas y la protestante ya no será la religión oficial, la Iglesia Luterana será considerada aún “la Iglesia Nacional noruega y será apoyada como tal por el Estado”, según consta en la Constitución tras las últimas modificaciones.

“No se trata de una separación real. El Parlamento dio un paso adelante, pero no lo suficiente largo”, criticó esta semana en Oslo Kristin Mile, secretaria general de la Asociación Humanista Noruega. […]


¿Qué cosas son “pecado”?

cq5dam-thumbnail-624-351

[Imagen: noticieros.televisa.com]

Cuando alguien públicamente emite juicios sobre un asunto ético (con todo derecho, por supuesto), inevitablemente se pone en el punto de mira y debe asumir que, al igual que él o ella juzga, otros valorarán sus palabras y su conducta. Jorge Bergoglio, jefe de la Iglesia Católica Romana y “líder global” según muchos, en diversas ocasiones ha señalado lo que él considera pecados graves: trabajar en negro, el aborto, difundir noticias falsas, el proselitismo

A quien tanto pontifica se le pueden dirigir las siguientes preguntas, que él nunca plantea:

¿No es pecado ser jefe religioso y a la vez monarca absoluto de una iglesia-Estado, y aprovechándose de esa naturaleza política mantener estados confesionales, concordatos y acuerdos con todo tipo de privilegios?

¿No es pecado que una confesión religiosa, apoyándose en una ley diseñada para beneficio de ella, se enriquezca registrando a su nombre infinidad de propiedades inmobiliarias?

¿No es pecado recibir títulos como “Santo Padre”, “Vicario de Cristo”, “Sumo Pontífice” y otros que la Biblia reserva exclusivamente a Dios?

¿No es pecado proteger y apoyar a numerosos jerarcas que han encubierto la pederastia?

¿No es pecado que una iglesia que se llama cristiana cuente con una institución de naturaleza bancaria como es el IOR?

¿No es pecado que los hombres se atribuyan la capacidad de perdonar pecados (que solo corresponde a Dios?

Etcétera, etcétera. @SItunberri / LEx


Martha C. Nussbaum: ‘La nueva intolerancia religiosa ‘

9788449328305Superando los prejuicios y el miedo mediante la empatía y el respeto a la dignidad humana.

Reseña del libro ‘La nueva intolerancia religiosa’ de Martha C. Nussbaum


Francisco, ¿un papa comunista?

papa-francisco-comunista-01Respuesta al artículo “Solo un dios puede salvar España” del escritor Santiago Alba Rico.

Francisco (XXIV): ¿Un papa comunista?

Acceder a todos los artículos sobre el papa Francisco


La cuestión clave en el asunto del “burkini”

Feeling-Threatened

“Prohibición del burkini: ¡Mi amenaza es mayor que tu amenaza!”

En nuestro artículo ¿Qué objetivo tiene la polémica sobre el “burkini”? ofrecimos trece puntos que hay que considerar en la polémica sobre esta prenda. En los últimos días el Consejo de Estado francés ha suspendido la prohibición del “burkini”; por otra parte, el ex presidente Sarkozy, que quiere presentarse a las elecciones presidenciales, ha afirmado que cambiaría la Constitución para prohibir esta vestimenta.

Se ha destacado la opinión de algunas mujeres musulmanas que creen que es una prenda opresora y que por tanto llevarla implica una “falsa libertad”. Es estupendo que estas mujeres luchen por sus derechos y generen debate en su comunidad. El problema no son las distintas convicciones sobre el “burkini”, sino –y esta es la cuestión clave– la prohibición y criminalización del uso de esta prenda, una medida que, además de ser injusta e inconstitucional, ha introducido una grave distorsión en el debate. Las propias musulmanas contrarias al uso del “burkini” consideran un error que existan leyes que lo prohíban. Y hasta ahora nadie ha conseguido explicar con sensatez qué beneficios puede traer que se esté multando a unas mujeres que quieren estar cubiertas en la playa. @SItunberri / LEx