¿Una coalición antiterrorista liderada por Arabia Saudí?

isis-6-777x437

Imagen: canaldenoticia.com

Arabia Saudí anuncia una coalición militar antiterrorista de 34 países islámicos. Suena a risa, cuando este país lleva años financiando y apoyando al Estado Islámico y a otras bandas salafistas. Y siendo que Arabía Saudí es un estado terrorista, que tortura y ejecuta en la calle (a veces mediante crucifixión) a personas acusadas de apostasía, de brujería o de adulterio, algunos de ellos menores de edad, además de llevar meses bombardeando a la población yemení. Estos días estamos conociendo, por su repercusión internacional, el caso del bloguero palestino acusado de “insultar al islam” y condenado a 1.000 latigazos, de los cuales los primeros 50 parece que le han dejado muy maltrecho. Una pequeña muestra de la brutalidad de este régimen, que no puede ser ocultada por pequeños gestos como la concesión de que algunas mujeres sean elegidas para cargos públicos por primera vez (algo positivo, pero minúsculo en el panorama del país).

Pero Arabia es aliada del Imperio, otro gran especialista en lavar su cara con falsas “operaciones antiterroristas”. LEx


BN: Al menos 17 mujeres elegidas para cargos públicos en Arabia Saudí

LaInformación.com, 13.12.15

PHOTO-cf0e885bd324f302166c3fbc2991d3ee-1449998422-19Día histórico en Arabia Saudí. Al menos 17 mujeres fueron elegidas cargos públicos en Arabia Saudí en las primeras elecciones en las que las saudíes han podido participar como votantes y candidatas […]. Pese a la victoria que supone ser elegidas en los consejos municipales, este cargo apenas tienen competencias. Sin embargo en un país donde las mujeres viven prácticamente bajo la tutela de sus maridos, estas elecciones son un gran paso para visibilizar y empoderar a las mujeres.

[…] Las mujeres han logrado representación en varias provincias […]. Salma Bint Hizab al Oteibi ha logrado entrar en el consejo municipal de Madrakah (La Meca), según el presidente de la Comisión Electoral […]. A pesar de que solo una mujer logrará representación, ya es considerado un hito en el único país del mundo en el que las mujeres no tienen permitido conducir. […]

Ver más Buenas Noticias (BN)


El “pacto antiyihadista” en España no sirve para nada

14485453200584El 26 de noviembre de 2015 Ciudadanos, Unión Progreso y Democracia, Unió Democrática de Catalunya y Partido Aragónes Regionalista se sumaron al pacto antiyihadista firmado en febrero por el Partido Popular y el PSOE (ver el texto completo aquí).

Ese pacto no sirve prácticamente para nada, porque no tiene en consideración la realidad sobre el origen del terrorismo “islamista” (o, más correctamente, islamoide). En octubre de 2014 ya señalamos la única forma efectiva en que se puede hacer frente al Estado Islámico (ver Algunas claves sobre el Estado Islámico (V): ¿Qué se debería hacer?):

«–La clave sería detener la financiación: Estados Unidos y sus aliados en la región y en Europa deben dejar de financiar a los terroristas, llámense “rebeldes sirios” o Estado Islámico (ya hemos visto que son los mismos). “Si Obama realmente quisiera acabar con el terrorismo suní, debería actuar contra el Pentágono y también contra Arabia Saudí, convertida en su cajero automático, según WikiLeaks y según Hillary Clinton. Si un grupo no recibe financiación, desaparece […]. Para erradicar el terrorismo de grupos (otra cosa es de los Estados) habría que tocar sus raíces políticas, económicas, sociales, culturales, etcétera. Eso es pedir mucho a Estados Unidos, que solo sabe desenfundar pistolas: por cada familia asesinada, decenas de jóvenes cogerán un arma, destruyendo lo que encuentren a su paso. No, no ha fallado la ‘guerra contra el terror’ sino que Washington se niega a soltar este huevo de oro en su política exterior, destinado a mantener su poder militar” (N. Armanian, Público, 15.9.14).

»–Cualquier acción tomada sobre esa región requiere de un análisis previo de las causas por las que se encuentra en semejante inestabilidad, y la consiguiente depuración de responsabilidades. Eso implicaría que Estados Unidos en especial, además de sus aliados, se retiraran por completo de la región y, como principales devastadores, financiaran un amplio plan de paz y de reconstrucción que desarrollarían países y organizaciones neutrales. Ese plan intensificaría al máximo estrategias de desarrollo económico, integración regional, reconciliación, justicia, convivencia, educación para la paz…

»–Para proteger a poblaciones en riesgo, habría que contar con las tropas que hasta ahora han protegido a minorías como los cristianos (en Siria lo ha hecho el ejército de Asad), o quizá con cascos azules de la ONU, siempre y cuando su despliegue estuviera supervisado por observadores independientes que garanticen el respeto a los derechos humanos.

»Por supuesto, imaginar que estas condiciones puedan llegar a producirse en un mundo dominado por el Imperio y por la maldad humana en general es un sueño (máxime si casi nadie lo exige, y los países que lo hacen son los apestados y excluidos de la “comunidad internacional”); pero es lo que éticamente debería hacerse. Lamentablemente, no ocurrirá. Quienes tienen esperanza en que este mundo tiene solución humana, que se vayan preparando para lo peor…». LEx


No es una guerra, y no necesitamos un Bush francés

Hollande-progresiva-reduccion-efectivo-Mali_EDIIMA20140108_0574_5El artículo No, no es una guerra (y no necesitamos un George Bush francés), de Iñigo Sáenz de Ugarte (El Diario, 17.11.15), aun siendo excesivamente benevolente con Obama, contiene ideas muy acertadas:

«Declarar la guerra al grupo yihadista supone concederle un triunfo propagandístico de consecuencias difíciles de prever. Es el mismo estatus de combatiente en la guerra contra Occidente que Al Qaeda siempre anheló. ISIS no es un ejército. Las personas que disparan con fusiles de asalto contra civiles en un restaurante o una sala de conciertos no son combatientes ni protagonistas de ninguna guerra. Son asesinos que deben ser perseguidos y detenidos. […]

»Las guerras no admiten disidentes. Si la nación está en peligro, aquellos que cuestionen la política del Gobierno y su visión de los conflictos de Oriente Medio acabarán siendo tachados de traidores o cómplices del enemigo. Hollande no ha dicho cómo ejecutará su objetivo de aniquilar a ISIS en Siria, pero sí ha desgranado varias propuestas para limitar los derechos civiles, empezando por una reforma constitucional. […]

»Se toman decisiones militares que no tienen una lógica militar, sino política. Un ejemplo de ello es el ataque aéreo francés de la noche del domingo contra la ciudad siria de Raqqa, ocupada por ISIS desde hace casi dos años. […]

»Si Hollande es sincero en su intención de acabar con la funesta ideología que está detrás de ISIS, debería señalar al país que ha alentado y financiado la versión más violenta del salafismo en las últimas décadas. Ese país es Arabia Saudí […] un país que inocula al resto de sociedades musulmanes su visión retrógrada del islam […]. Los yihadistas […] decapitan a sus presos porque en Arabia Saudí cortar el cuello al reo con una espada es la forma legítima de aplicar la pena de muerte. […] Hollande […] viajó recientemente a Arabia Saudí para vender cazas militares […]. Si ISIS es el mal absoluto, parece que eso no impide hacer negocios con los arquitectos de ese mal […]. EEUU acaba de vender munición para que los aviones saudíes continúen bombardeando Yemen (lo que incluye zonas civiles o un hospital de Médicos sin Fronteras).»


Líderes mundiales honran al Estado Islámico

1422135686_845618_1422135920_noticia_normalLa mayoría de los lectores quedarían pasmados ante un titular así. Pero el que leemos en El País (24.1.15) no es en realidad muy diferente: “Líderes mundiales peregrinan a Riad para honrar al rey”, en referencia al recién fallecido Abdalá. La noticia dice que Estados Unidos ha alabado «la actuación del reino como aglutinador del apoyo árabe a la campaña contra el Estado Islámico. Aviones saudíes han bombardeado objetivos de ese grupo en Siria y sus ulemas han denunciado la ideología yihadista». Nos pretenden vender ahora lo contrario a lo que realmente ha sucedido, pues lo cierto es que durante años Arabia Saudí apoyó a los grupos terroristas anti-Asad, germen del Estado Islámico, como explica Th. Meyssan en Red Voltaire, 30.6.14.

Recordemos también lo que publicábamos en Algunas claves sobre el Estado Islámico (II): «Recientemente se decapitó en veinte días a diecinueve personas acusadas de tráfico de drogas y de brujería. Según la aplicación más rigurosa la sharía o ley islámica, todas las mujeres deben ir cubiertas bajo amenaza de represalias, y se están castigando delitos como la apostasía, es decir, el rechazo al islam o la conversión a otra religión. Las ejecuciones son públicas. Previamente “los acusados fueron brutalmente golpeados, no se les dio de comer ni de beber, se les impidió dormir y se les obligó a permanecer de pie durante veinticuatro horas y a firmar ‘confesiones’”. Algunos han sido ejecutados por adulterio; muchos de ellos eran extranjeros, y había entre ellos menores de edad. A algunos se les crucifica o se los cuelga de una viga con ayuda de una grúa. ¿Hablamos de los crímenes del Estado Islámico? No, se trata de ejecuciones legales realizadas sistemáticamente en Arabia Saudí

Al rey de este país, tan parecido al Estado Islámico y tan vinculado a él, es a quien los jefes políticos del mundo honran con su peregrinación estos días. Una de las claves está en la propia noticia de El País: «Arabia Saudí constituye uno de los principales mercados para las industrias de defensa occidentales» (“defensa” es la forma orwelliana de decir “armas”). Aparte de su propia industria petrolera, claro está. LEx