Apuntes de la DH (V): La Nueva Infranormalidad

nueva-normalidad-buenas-noticiasMadrid, Dictadura Humanitaria, día 106
(Años del Mal Continuo, 28.6.20)

Ahora todo está más relajado. La dictadura ha pasado en apariencia a una fase puramente profiláctica en la que, al menos en lugares públicos, todo se reduce a poco más que respirar nuestro dióxido de carbono una vez expelido y siempre por el bien de todos. Pero, si lo pensamos, el alcance es mayor: ahora el Poder sabe que puede volver a recluirnos en nuestras casas por razones siempre justificadas en cuanto el miedo lo exija. Nuestro pánico es su fuerza. El benéfico experimento ha funcionado de maravilla y hemos entrado dócilmente en la rueda del condicionamiento (más nos vale).

Cabe recordar aquellas semanas de marzo y abril en las que el miedo colectivo de repente se apoderó de nosotros. Era una ocasión, ya lo dijimos, para reflexionar seriamente en la vida. El súbito y prolongado parón de la vida no suponía la extinción de esta, sino más bien su omnipresencia ante nuestros ojos. ¿Hemos aprovechado esa oportunidad? Una vez que el pánico se redujo y la situación se fue relajando, hemos vuelto progresivamente a (casi) todo lo que hacíamos antes de esta historia. Hacíamos y pensábamos. Con prácticamente los mismos hábitos y las mismas miras. Es cierto que la Nueva Infranormalidad no es igual que la vieja normalidad, pero no parece que hayamos extraído las conclusiones necesarias.

Quizá la verdadera economía de la vida no es tanto ingresos versus gastos (visión materialista-economicista), ni siquiera placer versus dolor (enfoque materialista-sensual-psicologista), sino fe versus miedo (perspectiva psicoespiritual), donde uso el término ‘fe’ en sentido amplio. Cuando el miedo supera a la fe, el resultado es la ansiedad. Cuando el miedo pasa, la ansiedad se reduce; pero si nuestra fe no es sólida, quedamos a expensas del próximo miedo. La clave para que la ecuación sea siempre positiva está en la fe. Mejor sería que esta se fijase en un objeto realmente poderoso y auténticamente fiable. La “pandemia”, como la gota que colma el vaso de la infeliz historia humana, ya debería habernos enseñado lo vanas que son las ilusiones humanistas.

¿Por qué nunca aprendemos? @Pacífico / LEx


6 comentarios on “Apuntes de la DH (V): La Nueva Infranormalidad”

  1. Pepe dice:

    Gracias por sus excelentes artículos. En Alemania veo venir que pronto prohibiran cualquier crítica sobre el coronavirus oficial. Aquí han repetido varias veces que la policia (politica) y los servicios de inteligencia domesticos investigan quienes se expresan en desacuerdo con la versión oficial porque en fin, ponen en peligro la salud pública y la vida de otros, y como llevar máscara etc es casi una ley, expresarse de una manera que puede animar a otros a incumplirlo pues puede constituir un delito etc. Muestran cierta comprensión de que los pobres ciudadanos asustados y confundidos ignorantes tengan problemas con entender la situación y se quejan pero por eso deben obedecer a los nuevos dictadores científicos que son los que saben. Hay algún virologo quien se expresa en desacuerdo, pero las nuevas estrellas mediáticas (Drosten y Kekulé) aparecieron como semidioses peleando entre ellos por quien es el más radical o sabelotodo, un circo. El sentido común parece no existir, datos y factos son temidos como la peste

  2. cordura2015 dice:

    Interesantísimo tu comentario, Pepe. Resulta útil conocer la situación de Alemania, un país que aquí suele considerarse bastante modélico.

    En España el ambiente opresivo es similar, aunque no sé si el grado de policialización del asunto es el mismo.

    Cada vez está más claro adónde nos llevan…

    Al final, la solución solo puede venir de la Trascendencia.
    (De hecho, la Biblia advierte sobre la imposición de un único pensamiento global: ver p. ej. Apocalipsis 13).

    Un saludo muy cordial.
    Pacífico / LEx

    • Pepe dice:

      Muchas gracias apreciado Maestro por sus amables palabras. Quería dar las felizidades por los excelentes artículos sobre la DH, muy ricos en información de fondo. Lo que pasa es que en Alemania ya no se puede argumentar con datos reales contra eso, es una especie de inquisición científica y Drosten manda a todo el mundo a callar, incluso a otros virologos que difieren de su opinión, médicos normales son tratados como objetos de burla y la poderosa prensa ( sin olvidar la manipulativa tv estatal) controlada por ultra-zionistas quiere ser su espada. Por supuesto que Drosten y la Charité reciben dinero de Bill Gates. Streeck quien se oponía a tanto panico fue denunciado por un o varios del mundo cientifico con una acusación de 100paginas, argumentando cientificamente que sus textos y estudios no se basan sobre datos científicos y que estan supuestamente llenos de errores etc, así que él ahora ha cambiado y también advierte del horrifico peligro del c19, como reccompensa la Abogacía del Estado ha cerrado el caso por no ver indicios de delito. Alemania se presenta como modélico, de verdad por lo general la organización, la burocracia, lo social funciona bastante bien como en un estado de insectos, pero más no hay, es hipocresía, no hay cultura de diálogo, hay cultura de Stasi (todo por el estado, sin Díos, destruir el cocepto de familia y de sexos, quien no esta de acuerdo tiene que ser un nazi etc). Mencionar a Bill Gates en relación con c19 le convierte a uno en confundida oveja a la que la clase pudiente tiene que ayudar a reencontrar el correcto camino, o en extremadamente peligroso manipulador con intención de destruir el orden público y peor. La respuesta de directores de grupos (tiempo libre, actividades, proyectos) a datos reales sobre c19 suele ser “calla! Aquí no se puede hablar así – Pero porque, si no he dicho nada malo – pues no, eso es mal hablar” . Creo que quieren destruir Alemania y que lo conseguirán. Gracias por citar la Biblia, he sacado otra vez mi Biblia en inglés y he leído en ella, efectivamente leyendo la parte citado por Usted diría que todo está dicho. También me gusta mucho alguna parte de los ecclesiasticos como 12 etc. En fín, diría que en manos de Díos está lo qué viene, él sabe, inschaallah

      • cordura2015 dice:

        No soy “maestro”, estimado Pepe. Mucho menos con mayúscula. Solo hubo y hay un Maestro digno de ser llamado así (ver Mateo 23: 8-10).

        De nuevo, desolador el panorama que pintas, pero realista. Hace un rato escuchaba un programa de radio totalmente crítico en la misma línea, pero son cosas que solo saca alguna emisora marginal (en este caso, la Ínter, y a altas horas de la madrugada).

        Un problema a la hora de enfrentar la Nueva Infranormalidad es la escasez de tiempo disponible (y más con estos calores que nos agreden por aquí). Tiempo necesario para documentar bien cada afirmación decisiva, de manera que no tengan tan fácil tacharte como un “conspiranoico” al uso.

        Por lo demás, ¡menos mal que existe Dios! Cuando el ser humano sensible se ve impotente frente a las asechanzas malignas, Él sigue siendo todopoderoso y nos proporciona su aliento (ver Filipenses 4: 13). Aunque a veces lo parezca, nunca nos deja solos (Mateo 28: 20).

        Un saludo muy cordial.
        Pacífico / LEx

  3. Rafa dice:

    Hola,
    seguramente no es el sitio ni el momento, pero permítame que les felicite por su buen hacer durante tantos años. Ha sido y sigue siendo La Excepción un referente al que, con cierta asiduidad, regreso para hacerme preguntas.
    Enhorabuena por su trabajo.
    Un saludo.

    • cordura2015 dice:

      Pues francamente nos parece el sitio y el momento perfectos…

      Siempre es grato sintonizar con alguien, estimado Rafa. Básicamente porque es alentador pensar que, aunque no seamos muchos, aún hay “siete mil que no han doblado sus rodillas ante Baal” (1 Reyes 19: 8; cf. Romanos 11: 4). Valga en este caso la cita en sentido amplio.

      Un abrazo.
      LEx


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s