Apuntes de la Dictadura Humanitaria (II): Sobre Bill, Francisco y otras historias

CapturaDictadura Humanitaria, día 5
(Años del Mal Continuo, 19.3.20)

Saludos desde mi inesperado monacato forzoso.
Todo sea por la solidaridad (bueno, también para evitar posibles multas; ¿incluso para no contagiarme yo?).

«Todo pasa, todo llega», dijo el poeta.
Esto también pasará…

Mientras tanto, el tiempo transcurre lenta y silenciosamente.

Os dejo con la segunda entrega de apuntes: todos relevantes, o esa es la idea. Pero ojo en especial al principio y al final.

Feliz dictadura,
Pacífico-Cordura

 

Apunte 1. Según lo recoge el canal en Youtube del diario Clarín:

Bill Gates anticipó la llegada de un virus mortal

Eso fue en 2015.

Mucho más recientemente, en este mismo mes de marzo de 2020, según recoge un sitio médico:

Coronavirus: Bill Gates pide dar millones de dinero público a las ‘pharma’ 

Ambas noticias quizá se entienden mejor cuando leemos informes como este sobre el gran filántropo (?):

Bill Gates, Big Pharma, Bogus Philanthropy (Bill Gates, grandes farmacéuticas, falsa filantropía)

En sus páginas podemos leer detalles sobre las grandes inversiones de Gates en la industria farmacéutica, en especial a través de su fundación (Bill & Melinda Gates Foundation). Dicha entidad, según indica el autor del informe en sus conclusiones, «es esencialmente un sistema de evasión masiva de impuestos para capitalistas con enormes fortunas que han hecho milles de millones explotando a la gente del mundo. La fundación invierte, libre de impuestos, dinero de Gates y de las “donaciones” de otros en las mismas compañías en que Gates posee millones en acciones, garantizando así una rentabilidad tanto por las ventas como por los derechos de propiedad intelectual» (p. 11).

 

Apunte 2. ¿El amor en tiempos del coronavirus?

  • De La peste, de Albert Camus:

«Alguna vez le preguntó si no temía llevarle la peste a su mujer. Él creía que había que correr ese riesgo y que, después de todo, era un riesgo mínimo; en cambio, quedándose en la ciudad se exponía a ser separado de ella para siempre.
-¿Cómo es ella?– le preguntó la vieja sonriendo.
-Encantadora.
-¿Bonita?
–Yo creo que sí.»

  • De 1984, de George Orwell (escena que tiene lugar cuando al fin los dos enamorados logran verse a solas en medio de una sociedad que lo prohíbe):

«–Nosotros somos los muertos– dijo Winston.
–Nosotros somos los muertos– repitió Julia.
–Vosotros sois los muertos– dijo una voz de hierro tras ellos.»

 

Apunte 3. ¿Podemos medir el alcance histórico de la exitosa pandemia coronavírica?

Con exactitud, ciertamente no. Pero que nadie se engañe: la situación creada a raíz de ella entraña un acelerón histórico comparable al que trajo el 11-S, pero seguramente de mayor alcance todavía (para un recordatorio de más acelerones, ver aquí).

De momento, la hipnosis colectiva generada por el virus, así como por la reacción político-mediática al mismo, ya es comparable a la del acelerón que produjo la caída de las Torres Gemelas. ¿Cuántas voces críticas de fondo hemos escuchado en estas semanas de crisis?

Pacífico: Insisto, ¿dónde están los disidentes? No digo que tengan (tengamos) razón, ¡pero es imperativo que los haya! De lo contrario, SU victoria será, humanamente hablando, total y absoluta… (¡Menos mal que existe Dios!).

Apunte 4. Del Maestro de Nazaret:

«Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero no temáis, yo he vencido al mundo. […] Mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo» (Juan 16: 33; 14: 27).

Apunte 5. El Gran Tapado, que no en vano es tal, dosifica muy cuidadosamente sus apariciones públicas.

La persona que actualmente lo encarna concedió ayer una muy breve entrevista al diario La Repubblica. Así la recoge y titula El PaísEl Papa critica al que evade impuestos: “Es también su culpa la falta de respiradores”

[Aunque es una crítica que cualquiera firmaría, a la vez parece un nuevo guiño al sector que más viene cultivando Bergoglio, el de la izquierda sociológica. (De hecho, en la misma entrevista consuela a los que no tienen fe, personas a las que suele asociarse más con dicho sector que con otros).]

En los momentos críticos, las comparecencias tienden a producirse de menor a mayor rango conforme se agrava la crisis o se hace más patente la preocupación general acerca de ella. Así ha ocurrido en España: primero, los responsables de Sanidad; luego, el presidente del gobierno; y al fin –ayer mismo–, el rey. Es un proceso por elevación (jerárquica). No lo he seguido, pero seguramente algo similar haya sucedido en otros países. Normalmente el clamor es que acabe hablando quien tiene mayor autoridad, siquiera simbólica y moral (en nuestro caso, papel atribuido al rey, y quizá mayoritariamente aceptado).

Pero la actual crisis es global, es decir, mundial. Sobre esta base, aún no hemos llegado a la cúspide, pese a la “tímida” aparición de Francisco que hemos conocido ayer y hoy. Cuando llegue ese momento, la comparecencia de quien detenta la mayor autoridad moral del mundo tendrá que contar con un altavoz mucho más potente, así como con una importante cobertura audiovisual.

Y aquí es donde adquiere especial relieve la convocatoria del “Pacto educativo global”, prevista para el próximo 14 de mayo en el Vaticano, y que ya lleva muchos meses preparándose (para lo cual se ha invocado, en especial, el problema del cambio climático). Teniendo en cuenta para cuándo prevén los expertos el pico de la actual pandemia global, la fecha escogida puede verse especialmente beneficiada. Y si finalmente llega a consumarse ese 14 de mayo la crucial comparecencia (con el consiguiente destape del Gran Tapado), su impacto puede ser realmente colosal. @Pacífico / LEx


One Comment on “Apuntes de la Dictadura Humanitaria (II): Sobre Bill, Francisco y otras historias”

  1. […] Un altruismo bastante remunerador para los filántropos, como cabe colegir del Apunte 1 de este texto que publicamos hace unos […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s