BN: Dinamarca suprime el delito de blasfemia

Montevideo.com, 2.6.17

308761La decisión fue adoptada por todos los partidos del Parlamento monocameral, a excepción de los socialdemócratas.

“La religión no debe dictar lo que está permitido y lo que está prohibido decir públicamente”, declaró Bruno Jerup, el diputado opositor que propuso la abolición del delito de blasfemia, al diario Jyllands-Posten.

El artículo 140 del código penal danés castigaba la blasfemia con condenas de hasta cuatro meses de prisión, pero los tribunales no solían recurrir a esa norma.

En cerca de 80 años, la justicia del país escandinavo sólo impuso cuatro condenas por blasfemia, la última vez en febrero.

Un danés que había quemado el Corán en un vídeo publicado en Facebook iba a ser juzgado próximamente, pero su juicio no tendrá lugar debido a la supresión de ese delito, anunció la fiscalía.

Ver más Buenas Noticias (BN)

Anuncios

2 comentarios on “BN: Dinamarca suprime el delito de blasfemia”

  1. Domingo dice:

    la verdad es que no me puedo alegrar realmente de eso. Puede que en un país donde haya o hubo mucha represión religiosa, para llamarlo de alguna manera, eso sea un gran alivio, que ahora se pueda blasfemar y hacer con los simbolos sagrados lo que sea. Lo que pasa es que en el mundo viven cada vez más gente, complicando la convivencia, requiriendo respeto, y ahora va a ser permitido en Dinamarca quemar el libro sagrado de los musulmanes, asi porque si. Para mi eso no es realmente bueno, hay una campaña incesante de bandera falsa contra el islam desde bastante antes del nuevo milenio, mientras ciertas fuerzas tratan de radicalizar los musulmanes ahora parece que cualquiera puede quemar el Coran. Veo una diferencia entre un artista que ha sufrido p.ej. una dura represión religiosa en sus huesos y que se dedica a blasfemar con sus obras, a un personaje movido por odio ciego que ni sabe ni quiere saber y solo trata de herir y sembrar odio. No creo que si cualquiera pueda quemar publicamente un Coran y quedarse tan ancho, que esto lleve en el mundo actual a un fin bueno. Corriendo el riesgo de parecer antisemita que no soy, que pasaría si en Dinamarca se quemaría libremente una bandera israelí, p.ej., que considero mucho menos que un objeto sagrado, o pues un objeto sagrado judio. Me imagino que entonces el juicio sí tendrá lugar. Por supuesto que la practicamente totalidad de los fieles musulman es normalmente capaz de acceptar pacificamente que existe tal ignorancía si ven que alguien quema el Coran, pero no es un acto que favorece la convivencia, y con la radicalización promovida habrá gente que tenga muchos problemas con contenerse ante tal provocación, y quizas no pueda, y la espiral subirá (Pero quizas pronto vivirémos en un mundo depersonalizada y estupidizado donde ya nadie se alterará y solo tendrá las emociones que se le permitan). Por todo eso, esa noticia por si esta vez no me siente buena, y quería compartir mi impresión

  2. Estimado Domingo: Muchas gracias por tu comentario. Evidentemente, no es deseable que en ningún país se realicen actos que resulten ofensivos a un colectivo. Pero suele ser peor que existan leyes que restrinjan la libertad de expresión basándose en que ciertas ideas son sagradas para algunos. Si profundizamos un poco, comprobaremos que todo el mundo considera “sagradas” o emocionalmente muy importantes ciertas palabras, objetos, símbolos… Las leyes antiblasfemia siempre determinan que algunos de esos símbolos son sagrados, pero otros no; esas leyes “protegen” ciertas convicciones, pero no a otras, creando así un agravio comparativo.

    Por otro lado, quienes llegan a incurrir en actos ofensivos muchas veces son gente fanatizada en grado mayor o menor. Ante este tipo de personas unas leyes punitivas no suelen ser muy eficaces, y además suelen generar victimismo entre los ofensores. El “remedio” suele ser peor que la “enfermedad”.

    El ideal de una sociedad libre no es que nadie se sienta ofendido, ni que las leyes nos protejan de cualquier cosa que pueda ofendernos. El ideal es la convivencia a pesar de las diferencias, y a pesar de que existan personas y colectivos con ganas de ofender (siempre los habrá). Siendo así, la aprobación de leyes que indican a la gente qué puede expresar y qué no, no suelen contribuir mucho a esa convivencia; en cambio las iniciativas de diálogo, de confrontación de ideas, de resolución de conflictos, sí pueden ser eficaces. Se explica en este artículo que te recomendamos:

    http://laexcepcion.com/asuntos/espana/nonosofendamos.htm

    En cuanto al ejemplo que pones de la bandera del Estado de Israel, quizá no se pueda considerar exactamente un objeto “sagrado” judío, pues es un símbolo político más que religioso, y hay judíos antisionistas que la rechazan. Pero es cierto que, al menos en parte, sí funciona como un objeto sagrado, en la medida en que el sionismo, que es una ideología política, se ha ido construyendo cada vez más como un sistema de creencias. Ningún sistema democrático debería prohibir quemar banderas en sí. La madurez democrática está en soportar que otros no vean como sagrado lo que para nosotros sí lo es.

    Finalmente, lo más importante: no parece que las leyes antiblasfemia protejan a los colectivos potencialmente “ofendibles”, pero sí está demostrado que son utilizadas como excusa o herramienta para recortar las libertades.

    De ahí que, aunque lo ideal es que nadie haga actos que ofendan a los demás, en LaExcepción.com consideramos una buena noticia que se supriman las legislaciones que indiquen qué creencias se pueden respetar y cuáles no.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s