El antijudaísmo es cosa de otros…

vicentef

(“San” Vicente Ferrer predicando a los judíos; iglesiapueblonuevo.es)

Un editorial de la Cope (6.6.14), emisora de la Conferencia Episcopal Española, dice: «Los judíos sefardíes eran parte esencial de nuestra antigua nación antes de su expulsión en 1492. Solo una comprensión parcial de lo que debía ser un Estado moderno, que venía de Europa y que era ajeno a la tradición española, provocó el exilio forzado. Los judíos en el tiempo de la expulsión eran tan españoles como el resto». El texto continúa rechazando la «obsesión por limpieza de sangre, como si el cristianismo fuera una cuestión de genética y no un resultado de la gracia y la libertad».

Pese a esa mención –demasiado génerica– al “cristianismo”, el texto que comentamos supone una descarada forma de distanciarse de unos hechos históricospromovidos por su iglesia, tradicional enemiga de la gracia y de la libertad. Pasan por alto que el antijudaísmo y la obsesión por la limpieza de sangre estuvieron alimentados durante toda la Edad Media (y después) por enseñanzas aberrantes de la Iglesia Católica Romana y por clérigos fanáticos. Fue esta iglesia, a través del Tribunal de la Inquisición (que todavía existe bajo el nombre de Congregación para la Doctrina de la Fe) la que consiguió que finalmente fueran expulsados los judíos. Y ahora tienen abierto un proceso de “beatificación” de la reina que los expulsó, Isabel la Católica. LEx

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s