Los peligros del prestigio de los curas

1393689681_905803_1393690396_noticia_normalEs cierto que en muchas instituciones, empezando por la propia ONU, ha habido pederastia. Pero la ICR no puede eludir su responsabilidad, y además en su caso hay una serie de agravantes que ya señalamos en nuestro artículo Los papas y la pederastia. A ellos hay que añadir uno, que precisamente explica el nuevo director de los Legionarios de Cristo, Eduardo Robles: «Como dijo Benedicto XVI en su carta a los irlandeses: “Tardamos en creer”. Sí había noticias, pero no fueron creídas. La razón es que un sacerdote es normalmente una persona de prestigio y para nosotros el padre Maciel tenía mucho prestigio, era un modelo. También tenía prestigio en el Vaticano y mucho prestigio social y eclesiástico. Entonces, cuando salen las acusaciones y él dice que no eran ciertas le creímos a él y no creímos a los acusadores» (El País, 1.3.14).

Y es que una teología incorrecta que concede a los sacerdotes un rango espiritual y de autoridad moral superior al resto de los fieles, es caldo de cultivo para muchos errores y aberraciones. LEx

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s